Unos 40 operarios se sumaron la mañana de hoy al equipo de 60 que cubre toda la ciudad, incluidas sus cinco parroquias rurales, para evitar casos de dengue y otros males propios de la temporada invernal en medio de la actual pandemia de COVID-19.

Omar Tovar, jefe de Control de Vectores y Epidemias, explicó que estos nuevos operarios fueron escogidos por medio de la bolsa de trabajo del Municipio de Guayaquil y por el pedido de trabajo que hicieron ciudadanos en los recorridos que hace la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri.

Ella explicó que, pese a no ser parte de la competencia municipal, ellos tienen el deber de evitar más enfermedades en la ciudad.

“Cabe recalcar que la tarea que asumimos no es nuestra, que la fumigación de la ciudad es competencia del Gobierno central, no del Municipio de Guayaquil. Y entiendo que en este caso no ven problema en que hagamos algo que no es de nuestra competencia, porque ellos no tienen organización ni personal ni planta... Nosotros en este momento hemos comprado vehículos necesarios para la fumigación, los químicos, sus uniformes, su protección, sus mascarillas”, explicó Viteri durante un acto de presentación, este lunes 15. (I)