Un emplasticador de documentos está atento a las pocas personas que salen de vacunarse de la explanada de Mucho Lote, en el norte de Guayaquil. Ofrece su servicio por $ 0,50. La clientela ha bajado ante el descenso de personas que van a inocularse en estos días.

Es una tarde de los primeros días de marzo, algo fresca. Vacunarse en ese punto no toma más de 20 minutos, porque las jornadas han dejado de ser masivas como en otros periodos de la pandemia. Jorge es uno de los pocos que ocupan las sillas a eso de las 16:00.

La presencia de la subvariante BA.2 de ómicron puede frenar el plan de dejar de usar la mascarilla en corto tiempo

Ha ido a ponerse la tercera dosis de refuerzo, casi un mes después que le tocaba por calendario.

Mientras lo hace, su esposa decide esperarlo en el parqueo. Ella no está convencida de aplicarse la tercera vacuna. “Si me pongo esta, vendrá otra y otra. Ya con dos es suficiente”, dice.

Publicidad

Adentro del vacunatorio hay una mezcla de historias. Unos que van por su segunda y tercera dosis después de haber experimentado la enfermedad en los primeros meses del año. Allí, un hombre cuenta que perdió el invicto en enero, justo cuando le tocada el refuerzo.

La pasó mal con el COVID-19, pero no tanto como cree que le hubiera tocado sin ninguna dosis en su cuerpo. Dice que ha dejado esperar unas semanas para poder estar completamente recuperado. “A mí me dio en esa ola (de contagios por la variante ómicron) que hubo a inicios de año”, sostiene.

El Municipio de Guayaquil ha vacunado a 860.154 personas desde abril de 2021 hasta la actualidad. Solo en el vacunatorio de Mucho Lote se han puesto vacunas a 73.513 personas desde que se reabrió, en diciembre pasado.

A dos años del confinamiento por el COVID-19, que en marzo del 2020 obligó a la gente a permanecer en casa ante el cierre de algunas actividades no esenciales, Guayaquil parece más distendida, relajada, confiada.

Publicidad

Los casos venían bajando en las últimas semanas, dentro de un escenario distinto a esas complejas semanas de enero, cuando la variante ómicron disparó los contagios a 36,1 por cada 10.000 habitantes y llevó a que la ciudad estuviera en alerta 3.

Incidencia de casos de COVID-19Casos por <b>cada 10.000 habitantes</b>
Semana 113,16
Semana 236,1
Semana 327,6
Semana 413,24
Semana 59,4
Semana 67,99
Semana 75,42
Semana 82,52
Semana 91,05
Semana 101,51
Fuente: Municipio de Guayaquil

Antes del carnaval, los casos habían caído notablemente a un índice de 1,05 por cada 10.000 habitantes, el más bajo de las nueve semanas epidemiológicas de este año.

Una parte de la población infantil falta por vacunar. Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

La vigilancia epidemiológica 10, es decir, después de carnaval, muestra un ligero incremento en el número de casos de COVID-19. Si bien la incidencia semanal es de 1,51 por cada 10.000 habitantes, hay un aumento de 43,7 % en comparación con la semana anterior, es decir, hay un incremento de 139 pacientes más, aproximadamente 20 enfermos adicionales por día.

Un ambiente relajado se vive en calles de Guayaquil a dos años de haberse declarado el primer estado de excepción por COVID-19. Ocurre en medio de la confirmación de la subvariante BA.2

Sin embargo, las autoridades municipales han indicado que este comportamiento era esperado luego del feriado de carnaval.

Publicidad

El número de fallecimientos por COVID-19 se sitúa en un promedio de un deceso diario a causa del SARS-CoV-2.

Las autoridades ahora están a la expectativa de la presencia de la subvariante BA.2, que en Guayaquil ya registra cinco casos. A este sublinaje se le atribuye un poder de contagio, pero aún no hay evidencias firmes de que sea más letal. (I)