Sandra, residente del centro de Guayaquil, llevó ayer a su bebé de 8 meses a que le coloquen la vacuna en contra de la influenza estacional. Este programa de vacunación pediátrica lo inició el pasado lunes pasado el Ministerio de Salud Pública (MSP).

La mujer comentó que al fin pudo hacerla vacunar en el dispensario de Cuenca y Noguchi, porque ella tenía planificado hacerlo en noviembre, máximo diciembre pasado, como le sugirió el pediatra; sin embargo, recorrió algunos centros de salud y le decían que no llegaban esas vacunas, así como otras dosis como la pentavalente y DPT.

“Hoy nos fue super bien, fuimos el primer turno para vacunas, sí, obviamente le dolió un poquito, pero es por su bien”, comentó la mujer, quien trataba de calmar a su niña mientras la colocaba en un coche para salir del dispensario.

El pediatra Vladimir Vélez explicó que la dosis de la influenza es muy importante en este contexto que circulan otros virus agresivos como el COVID-19, por lo que aconseja a las mamitas que se la hagan colocar lo más pronto y siguiendo los lineamientos preestablecidos por el MSP.

Esta dosis para evitar la enfermedad que provoca el virus de la influenza se puede aplicar en bebés desde los 6 meses hasta niños de 5 años.

Al sitio también llegaron madres con niños que ya padecían síntomas respiratorios o de malestar general.
“Está como resfriado, no sé si le podrán poner la vacuna, es que con estas lluvias hay más enfermedades, también tenemos que ponerle la pentavalente”, dijo la mujer mientras esperaba el ingreso a ese centro médico del sur.

El personal de salud de esos puntos explicó que pueden acercarse desde las 08:00 hasta las 14:00 para poder acceder de forma gratuita a la vacunación de los niños que al momento se desarrolla con todas las normas de bioseguridad respectivas. (I)