Brigadas de distintas dependencias municipales y concesionarias de servicios recorrieron este viernes 5 el sector de la cooperativa 25 de Julio, en el cerro San Eduardo, oeste de la urbe, como parte del Plan Integral Comunitario Invernal.

Allí, equipos de la Dirección de Áreas Verdes y Ambiente se encargaron de la poda de varios árboles cuyas ramas ya tocaban cables de tendido eléctrico, por lo que generaban un peligro para los vecinos de ese sector del norte de la urbe.

Además, brigadas de fumigación intervinieron en los exteriores e interiores de los domicilios del sector, que suman alrededor de 800.

A fin de evitar la proliferación de males invernales, como el dengue, funcionarios municipales entregaron toldos y limpiaron sumideros y alcantarillas del lugar.

Otros galenos se encargaron de la detección temprana de probables casos de COVID-19 y entrega del desparasitario ivermectina a la gente.

“Necesitábamos que vengan por los mosquitos”, dijo agradecida Mariana Holguín, vecina del sector desde hace más de dos décadas.

Por su parte, la subcoordinadora de Participación Ciudadana, Enith Romero, refirió que además de ese problema detectaron otros como la falta de limpieza de los canales de aguas lluvias en estas calles. De ello se encargaron funcionarios de Urvaseo e Interagua.

Esta misma semana, el cabildo intervino el sector de Samanes, donde los vecinos pagaban por su cuenta un servicio de fumigación. (I)