Una vivienda alberga a siete integrantes de dos familias que tienen COVID-19 luego de que uno de ellos acudiera a una fiesta de Navidad, el pasado 25 de diciembre. Resultó que la anfitriona tenía el virus y no lo sabía hasta hace un par de días después de que se hiciera una prueba rápida de antígeno porque empezó a sentir síntomas como dolor de cabeza y fiebre.

Desde ese momento, muchos de los asistentes al festejo se hicieron la prueba y resultaron positivos también y se aislaron de inmediato pese a no tener síntomas de consideración para ir a un hospital.

Este caso se repite en muchas otras familias de Guayaquil que, debido a las celebraciones navideñas y de fin de año, sumadas al triunfo de Barcelona y compras en diciembre, se contagiaron por omitir el pedido de las autoridades de no estar en aglomeraciones.

Por ese motivo, los médicos especialistas recomiendan que en estas semanas, etapa de mayor transmisibilidad del virus, se aumente la opción de aislamiento para no seguir esparciendo la pandemia.

Publicidad

El doctor Carlos Farhat, del Municipio de Guayaquil, comentó que una persona que crea que pudo estar cerca de algún sospechoso del virus debe aislarse de inmediato.

Otra recomendación es comenzar con atención médica, así sea por telemedicina, con los exámenes de marcadores COVID-19, hemograma completo PCR, dímero D, ferritina, LDH, I6, entre otros, aconsejó el internista de la clínica Kennedy Alberto Campodónico.

Los especialistas indicaron que muchas veces los pacientes se dejan llevar por los consejos de quienes tuvieron el virus y optan por comprar medicina por su cuenta.

“Es mejor tomar medicación temprana, pero con prescripción médica, porque eso dependerá de cómo está la enfermedad en ese momento; luego, si no se controla, puede avanzar y tornarse más agresiva”, explicó Campodónico.

Indicó que la ciudadanía debe estar alerta a los sitios que visita, con quién se reúne para saber si se podría contagiar y tomar las medidas a tiempo.
Una paciente que acogió el aislamiento como medida de protección a su familia fue Nicole. Ella se contagió por COVID-19 a mediados de noviembre y estuvo con medicación y aislada en casa junto con su mamá y sus hermanos que también contrajeron el virus. Ella para cuidar la salud de su niña de 3 años optó por dejarla al cuidado del papá y de la familia de él.

Ella comentó que fue muy duro porque ambas se extrañaban muchísimo y lloraban mientras hablaban por teléfono, pero fue necesario para que ella se pudiera recuperar y para que la niña no estuviera en riesgo de adquirir la enfermedad durante ese lapso. Luego de más de un mes, Nicole, que superó la enfermedad, y su hija se reencontraron en días pasados para compartir la celebración del nuevo año en casa y para retomar su vida juntas.

Publicidad

Otras medidas
Los médicos comentaron que quienes tienen que salir a las calles o tratar con personas por trabajo se hagan inmunizaciones o tomen vitaminas adicional a una buena alimentación para que el virus no ingrese o si lo hace que sus efectos sean lo más leves posible.

La nutrióloga Alegría Dávalos comentó que hoy más que nunca es importante que las personas mantengan un buen estado general de salud, el cual se consigue mediante las medidas ya implementadas, como el lavado de manos, higiene en los espacios que ocupamos, pero también a través de una dieta balanceada y actividad física en el interior de la casa.

Para mantener las defensas óptimas, ella recomendó suplementos vitamínicos en la dieta. “No todas las personas pueden o deben tomar el mismo tipo, ya que hay suplementos vitamínicos especialmente para cada condición”, dijo.

Ella detalla que según la prescripción médica se pueden tomar multivitamínicos para quienes presentan síntomas inespecíficos como cansancio y estrés; la vitamina D3 que es fundamental en la salud de los huesos, dientes, músculos y sistema inmune y puede usarse para prevenir enfermedades infecciosas; calcio + magnesio + zinc + vitamina D; colágeno, complejo B, entre otras. (I)