Con una copia de cédula y una foto tamaño carné llegaron ayer decenas de comerciantes informales que antes vendían en la Bahía a la explanada ubicada en el sector de Mucho Lote I, en el norte de la urbe.

Operativos del Municipio de Guayaquil junto con agentes metropolitanos y la Policía Nacional retiraron, desde hace días, a quienes vendían obstruyendo la vía pública desde finales de noviembre. Esto para evitar que se den nuevos contagios de COVID-19.

Ayer, personal del Municipio de Guayaquil receptó las inscripciones de estos vendedores que se mostraron esperanzados de poder vender su mercadería. Sandra, manabita residente en Guayaquil de 56 años, comentó que ella vive con sus hijos de 16 y 17 años en la cooperativa Socio Vivienda y que necesita para alimentación. “Yo me recorría la calle Chimborazo con ropa de mujer, batonas, ahí nos ubicábamos, pero si ya no se puede, al menos vengo para poder vender acá porque sí necesito”, comentó ella.

Al sitio también llegaron extranjeros para poder participar de esta oportunidad de ofrecer su mercadería de forma ordenada y con control.
Gustavo Zúñiga, presidente de la Corporación de Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG), comentó que es una relocalización transitoria y que se les pidió la cédula para corroborar los listados que los comerciantes informales presentaron en solicitudes previas y para otorgarles una credencial temporal.

Indicó que en un inicio se presentó una lista considerable de comerciantes, pero detectamos inconsistencias por repetición de número de cédulas y personas extranjeras no residentes en el país.

Detalló que hasta la tarde de ayer estaban inscritos 260 comerciantes informales que podrán ofrecer sus productos por el mes de diciembre.

Ayer, decenas de comerciantes acudieron a las inscripciones y mostraron bastante expectativa de participar de forma ordenada. (I)