La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, dispuso este jueves restricciones para el acceso de familias al aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo.

Refirió que la orden es que solo una persona ingrese en carro particular a recoger a parientes, "no diez", con el propósito de evitar aglomeraciones, factor de riesgo para la propagación del COVID-19.

Viteri dijo que el lunes 30, a través del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, se anunciarán nuevas medidas para contener la propagación del virus.

El miércoles 25, el COE local emitió un protocolo respecto a la comercialización de monigotes en áreas tradicionales, incluyendo a la calle 6 de Marzo.

Publicidad

En el consta que está permitida la venta de muñecos de hasta 2,5 metros de alto, que los expendedores son los responsables del control para evitar las aglomeraciones en su espacio de trabajo.

Gustavo Zúñiga, director municipal de Aseo Cantonal y segunda autoridad en el COE cantonal, dijo que no le está permitido a los comerciantes promover la toma de fotos en torno a vistosos monigotes porque eso generaría aglomeraciones.

Limpieza de estero Salado

El director Zúñiga y la alcaldesa Viteri asistieron a la inauguración de los trabajos concernientes al nuevo contrato del Municipio de Guayaquil con la empresa Visolit, respecto a la limpieza del estero Salado, labor que empezó en el 2001.

El convenio es por 7 años, comprende la intervención de 540 hectáreas del espejo de agua, incluidas 40 kilómetroa de riberas.

El acto se efectuó en el sector El Cisne 2, suburbio de Guayaquil, donde Visolit dispone de un campamento. (I)