Jorge Borja y su compañero Raúl Fernández acudieron a la Fiscalía de Guayas la mañana de este martes para asentar la denuncia por lesiones contra los agentes metropolitanos que el domingo le quitaron su triciclo de fritas en las calles Cacique Álvarez y Ayacucho.

El video del hecho se volvió viral y aunque la alcaldesa Cynthia Viteri dijo que pidió el reentrenamiento de los metropolitanos para evitar estos episodios, el abogado Hernán Ulloa, representante del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), acompañó a los denunciantes quienes presentarnos algunos golpes.

Borja, de 57 años, iba en muletas. Él presentó un certificado médico emitido por el perito de la Fiscalía en el que se determina 8 días de incapacidad. Fernández también mostró moretones.

Este lunes, la alcaldesa mencionó que los servidores "fallaron en la imagen que presentaron" y aseguró que supuestamente no había evidencia de agresión. (I)