El ministro de Transporte y Obras Públicas, Gabriel Martínez, indicó que en el cantón Playas, provincia del Guayas, cumplen con un nuevo proceso de difusión del proyecto de intervención de la carretera de acceso, la cual fue concesionada a la constructora Verdú y que considera la instalación de un caseta de peaje.

"Estamos nuevamente en un proceso de socialización con colectivos de Playas, hemos hablado con el alcalde (Dany Mite) y le hemos manifestado nuestra intención como Ministerio de contribuir con obras adicionales", expuso el jueves 29, al término de un acto en la Terminal Portuaria de Guayaquil (TPG).

Con respaldo de la autoridad seccional, más los presidentes de las juntas parroquiales de Posorja, El Morro y de otras localidades del área de influencia, comuneros playaseses se han movilizado al sitio de los trabajos para rechazar la puesta del peaje, por considerar que afectaría al turismo.

Estos días colgaron un cartel, en tanto que presentaron un recurso de amparo.

El ministro Martínez consideró que la solicitud judicial iba a ser rechazada porque supuestamente no había "ningún derecho constitucional básico que haya sido afectado".

Sostuvo que espera la resolución del conflicto y firmar un convenio con el Municipio para la ejecución de mejoras viales en el balnerario.

En abril del 2019, el Gobierno adjudicó el contrato a Verdú para la operación y mantenimiento de la carretera Guayaquil-Santa Elena, incluida el tramo Progreso-Playas, de una extensión total de algo más de 150 kilómetros.

De ahí que en diciembre pasado, la constructora ya contaba con nuevas casetas en Chongón, y el costo del peaje pasó de $ 0,25 a $ 1 la ida y otro valor igual para la vuelta.

El proyecto contempla la puesta de casetas en la comuna San Antonio y otra en un poblado antes de la comuna Zapotal, en la ruta a Santa Elena. (I)