Al menos 14.000 habitantes fueron beneficiados de programas de fumigación, desratización, desinfección y atención médica en El Morro, Progreso y Cerecita.

La Jefatura de control de Vectores desarrolló acciones de prevención y fumigó áreas abiertas, como parques, canales, CAMI, hospitales, mercados, colegios, escuelas, áreas verdes y cementerios, como también se ha procedido a realizar desinfecciones en esas mismas áreas por la pandemia, para así evitar la propagación del virus en estos sectores.

También la Dirección de Salud del Municipio de Guayaquil acudió con la clínica móvil 23 a la parroquia de Progreso y atendió a 984 pacientes.

En Cerecita fueron asistidos por esta misma unidad 892 usuarios; y en la parroquia El Morro, entre el 31 de agosto y 5 de septiembre, se atendió a 455 personas, llegando así a 2.331 atenciones ya que por pandemia no se estaba recibiendo a otras patologías. (I)