Luego de tres meses de paralización de trabajos debido a la emergencia sanitaria, el Municipio de Guayaquil retomó la construcción de aceras y bordillos en Pascuales.

Cuadrillas intervenían la mañana del jueves 9 en la zona del mercado, donde moradores expusieron su malestar por el rebose de alcantarillas, cuyas aguas llegan a una poza formada en una calle lastrada.

Señalando aquella hondonada, Antonio Cando, Shirley Tapia y Judith Grefa indicaron que el problema ya lo tenían en diciembre del 2019, que asumieron que iba a ser solucionado con el avance de los trabajos, pero que han debido esperar por la pandemia.

Gestión

Javier Medina, líder comunitario de Pascuales, señaló que han solicitado al Municipio la obra de un ducto cajón, puesto que en la zona, además del mercado, se ubica el centro de salud y un caseta de bombeo de aguas domiciliarias. (I)