La Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag) recibió las ofertas de la licitación pública internacional para la repotenciación integral de la estación de bombeo de aguas servidas Cerro Colorado, en la urbe porteña.

Se prevé que la firma ganadora del concurso efectuará la obra en 540 días, con un presupuesto referencial de
11 345 420,45 dólares, sin IVA.

Esta licitación pública internacional se desarrolla para la obra de mejoramiento de los servicios de alcantarillado sanitario en la cuenca norte.

Para esto, el cabildo porteño y Emapag recibieron del Banco de Desarrollo del Ecuador los montos dispuestos en el contrato de financiamiento provenientes del Banco de Desarrollo de América Latina, del programa Promadec IV.

Publicidad

Jackson Herrera, gerente de Emapag, junto a los integrantes de la comisión técnica, se encargaron de revisar las ofertas enviadas a la empresa pública.

Esta obra se ejecutará en zonas del norte y noroeste de Guayaquil. El año pasado para las celebraciones de las fiestas de fundación de la urbe porteña, el Gobierno nacional se comprometió a entregar un monto de 11 millones de dólares para este cometido.

El costo total de este proyecto sanitario es de alrededor de 30 millones de dólares.

La obra, según Emapag, llegará a los sectores Valle de la Flor, Paraíso de la Flor, Rotaria, Cumbres del Sol, 5 de Diciembre, San Francisco, Caracol, Tottori, Monte Bello, Inmaconsa, Sol Naciente, Las Beatas y el Hospital Universitario.

Según autoridades de Gobierno, para la dotación de alcantarillado a dichas zonas en el noroeste porteño, se generarán 625 empleos. Con este proyecto, se prevé dar servicio a más de 90 000 habitantes y con una proyección de 186 000 por crecimiento demográfico.

En estos sectores, las lluvias en el invierno generan inconvenientes debido a que allí no poseen servicio de alcantarillado. Moradores de estos sitios lo reemplazan con pozos sépticos, que en ocasiones emanan malos olores, sobre todo cuando llueve, sumado al sol y a la humedad.

Pago de planillas

El Municipio de Guayaquil anunció que, por medio de Emapag y la concesionaria Interagua, asumirá el costo de las planillas de agua potable de los usuarios de escasos recursos que consumieron hasta 15 metros cúbicos entre marzo y abril, época alta de la pandemia, en la que la población se sometió a un aislamiento. Para los demás usuarios, el pago de estos meses será prorrateado, informó el cabildo porteño. (I)