La Armada del Ecuador dio a conocer que la tripulación del buque Chimborazo, que durante cinco días permaneció en aislamiento, ya está en camino a sus hogares pasadas las 09:00 de este sábado.

En coordinación con el Ministerio de Salud Pública se dispuso el levantamiento del cerco epidemiológico y aislamiento del buque tras el resultado negativo de la prueba realizada a uno de los miembros de la tripulación considerado sospechoso de COVID-19.

Los miembros de la embarcación eran 5 oficiales y 45 tripulantes.

"En las primeras horas de la mañana se realizaron los chequeos médicos e inspección sanitaria a cargo de los médicos y enfermeros de la Dirección de Sanidad de la Armada, previo la salida de los miembros de la tripulación, así como la desinfección completa del buque Chimborazo, posterior a ir la salida de los mismos", informó la Armada en un comunicado.

El buque se reincorpora a sus actividades normales. La institución señaló que el personal no presentó sintomatología del virus, pero continuarán los monitores para verificar la condición del personal.

La madrugada del jueves, uno de los marinos, que tuvo contacto con integrantes de la familia que dio positivo para coronavirus COVID-19, incumplió la norma de aislamiento y fue detectado por la Policía Nacional en el aeropuerto de Guayaquil, cuando intentaba viajar a otra provincia del país. (I)