Los charcos que se forman con la lluvia, la humedad, y el aumento del calor son algunos de los efectos de la temporada invernal que pueden enfermar a perros y gatos.

Patricia Ycaza, de la clínica veterinaria Guayaquil, explica que las enfermedades que más afectan a los animales en esta época son las respiratorias, de la piel, por picaduras de garrapatas, de oído y los parásitos internos y externos.

Manifiesta que en los problemas respiratorios lo más común son las virales, en el perro el moquillo, en el gato la rinotraqueítis (infección).

Boris Ortiz, de la veterinaria Entre Caninos, indica que como problemas dermatológicos se pueden dar casos de lesiones en la dermis en diferentes partes del cuerpo y pueden ocasionar eczemas y gusaneras que dañan hasta la parte muscular, causan pérdida de pelo, dañan la piel, causan mal olor y dan la apariencia que están sucios.

Publicidad

Patricia señala que puede aparecer prurito (picazón), costras, descamación, piel roja y mal olor.

Para evitar afecciones en la piel no se debe exponer a las mascotas en áreas húmedas. Si llegan a estar en contacto con la humedad hay que secarlas con cuidado y de inmediato, dice Boris.

Las enfermedades por picaduras de garrapatas en la mascota pueden provocar fiebre, decaimiento, inapetencia, pérdida de peso, manchas rojas en la piel. En casos más graves se produce hemorragia nasal.

Boris indica que cuando comienza la época invernal pulgas y garrapatas salen de jardines y de las áreas verdes no fumigadas y que al estar en contacto con las patas del animal se le adhieren al pelo y luego a la piel.

Publicidad

En este caso hay que desparasitarlos con spray, pipetas o pastillas; y darles baños medicados.

Los perros y gatos también pueden ser perjudicados por golpes de calor. “Las altas temperaturas causan una mayor radiación solar ocasionando lo que en los humanos se asemeja a una insolación, en las mascotas de la misma manera se calienta el cuerpo, aumenta la temperatura corporal. Esto produce un aumento de la respiración para compensar el calor interno, lo que puede llegar a provocar un shock y hasta la muerte de la mascota si no se la compensa”, explica Patricia.

El tratamiento en este caso es hidratación inmediata y bañar el animal con agua helada, para bajar su temperatura corporal. 

Prevenir

Publicidad

Además de los cuidados ya expuestos, se puede evitar que la mascota enferme. Para ello hay que llevarla a controles veterinarios para dar tratamiento preventivo, baños medicados, vitaminas, recomienda Patricia.

También hay que mantener altas las defensas del animal. “Todos los mecanismos de producción de defensas ayudan para defender al organismo de agresión de enfermedades (virus, bacterias, parásitos, etc.)”, explica la doctora.

“Las defensas se mantienen bien con cariño y caricias, así se aumenta la confianza y se estimula la producción de inmunoestimulantes”, dice Boris.

La doctora dice que el estrés les baja las defensas. Para evitarlo hay que tener a la mascota en un lugar adecuado, evitar situaciones que la pongan nerviosa, no dar alimento y agua fuera de horario. También tenerla bajo cuidado y no exponerla a la lluvia.

Publicidad

Vulnerabilidad

Patricia dice que la mayor diferencia entre felinos y canes es la vulnerabilidad a las enfermedades en el invierno y esto se debe a la exposición a la calle.

Al respecto, Boris comenta que a los gatos se los conoce por ser más limpios que los perros, ya que pasan en lugares altos descansando varias horas al día y no tienen mayor contacto con el agua, mientras que los perros son los más afectados por que juegan en piso o césped mojado donde hay bacterias.

La raza de perros que más corre riesgo es la bulldog por ser braquiocefálicos (cuentan con un cráneo diferente a otros) y tener un paladar alargado; en gatos están los persas o de gran pelaje porque son más susceptibles por la humedad, manifiesta Boris.(F)

“Las defensas (de los animales) se mantienen bien o altas con cariño y caricias, así se aumenta la confianza y se estimula la producción de inmunoestimulantes”, Boris Ortiz, Dueño de Entre Caninos