Tiene una sonrisa que reconforta y contagia. Su mirada es luz de alegría. Heydi, de 8 años, tiene retinoblastoma o cáncer a la retina, perdió el ojo izquierdo al extirpársele el tumor, y ahora lucha por seguir siendo feliz, disfrutar la niñez, de su mamá y del resto de su familia.

Al igual que Heydi, cada dos días un niño en Guayaquil es diagnosticado con cáncer. Hoy, día que se conmemora en el mundo la lucha contra de este mal, familias festejan la vida de sus guerreros y agradecen la fortaleza que esta lucha les han entregado para seguir.

La mamá de Heydi explicó que a los 5 años se le presentaron unas manchas cristalinas en el ojo y que se enrojecieron. Luego ya no podía ver la luz, la claridad del día la hacía gritar, le ardían los ojos, por lo que la llevó a revisar al pediatra; “el cáncer infantil no se puede prevenir, pero sí detectarlo”.

Luis Espín, jefe de la unidad oncopediátrica de Solca Guayaquil, explicó que la cantidad de pacientes nuevos que llegan por año es de 200, eso implica que pasando un día hay un niño con cáncer.

Publicidad

Agregó que en el área de Consulta Externa son 2.000 a 6.000 pacientes por año, mientras que en las quimioterapias son 8.000 anuales.

El especialista explicó que el cáncer infantil es otro mundo en comparación con los adultos. En aspectos negativos, no se puede prevenir, como el cáncer de seno, por ejemplo, pues en su mayoría está diseminado, como la leucemia.

Sin embargo, lo positivo es que en el caso de los niños, el 80% responde a las quimioterapias y que de diez pacientes de cáncer infantil, el 7% u 8% se cura por completo.

Solo en el año 2017 Solca Guayaquil tuvo 162 casos. En 2018 fueron 202.

Publicidad

Agregó que hay que estar atentos porque el cáncer más complicado son los tumores cerebrales y depende de la ubicación, es uno de los que tienen más mortalidad que cualquier otro, lamentó el médico.

Alexis, de 8 años, es otro guerrero del cáncer. Su padre, Ricardo Duque, expresó que tiene osteosarcoma, cáncer a los huesos, lo que le provocó la amputación de la pierna izquierda y una metástasis en el pulmón derecho, lo que complica una cirugía.

El pequeño está siendo atendido en el hospital Francisco de Ycaza Bustamante. Allí le han dado las atenciones. Sin embargo, los padres de Alexis no tienen trabajo fijo y muchas veces no cuentan ni para el pasaje o para comer fuera cuando les toca jornadas de trámites por el tratamiento del bebé.

Grupos donan medicina para niños con cáncer en Guayaquil

Medicamentos para el tratamiento del cáncer como metrotexato, citarabina, mercaptopurina son algunos de los que la Fundación Jóvenes contra el Cáncer dona a unos 19 niños de la ciudad. Esto porque no pudieron ser adquiridos por medio del centro médico donde se hacen tratar y porque las familias no tienen posibilidades económicas para adquirirlos.

Publicidad

Gustavo Dávila, director de Jóvenes contra el Cáncer Ecuador, explicó que instituciones a veces no proporcionan este tipo de medicamentos porque no está en el Cuadro Básico del Ministerio de Salud (MSP), por lo que ellos, a base de donaciones, adquieren estos fármacos para darlos a las familias que los necesitan.

Agregó que actualmente existen más de 1.207 niños y adolescentes en el país que son beneficiados directamente.

Añadió que se han organizado programas de sensibilización y visibilización como la condecoración a 40 niños con cáncer en Guayaquil, en octubre pasado, también un programa de Navidad en diciembre y el Biónic Fashion Day con 14 países y se presentaron dos niños, uno con amputación y otro con leucemia de Guayaquil.

Dávila explicó que el cáncer infantil es de tratamiento inmediato, y que muchas veces existen demoras en temas burocráticos para acceder a hospitalización o medicinas.

“Los niños merecen vivir más tiempo, algunos son cánceres de alto riesgo, por eso buscamos ayuda para poder entregarle la medicina a ellos, muchas familias sufren porque son medicamentos muy costosos”, lamentó.(I)