Mon Laferte lo invita a México. Póngase los audífonos, acomódese y aliste sus sentidos para viajar hacia los pueblos tradicionales mexicanos a través de su música. En los acordes de Se me va a quemar el corazón, segundo sencillo de su séptimo disco de estudio, la cantautora nos da un pase abierto a su intimidad al hablarnos sobre las relaciones tóxicas de pareja, aquellas que en redes sociales se minimizan en memes pero que en la realidad son situaciones que violentan física, mental y espiritualmente a quienes las experimentan. Esta historia de desamor no le es ajena. En algún momento, afirma la artista a este Diario desde su natal Chile, también vivió un amor tóxico, que relata en su reciente estreno musical.

Parafraseando el título de la canción, ¿qué ha quemado su corazón en el pasado y qué permite que lo queme ahora?

Ay, es que yo he sido muy entregada al amor, muy enamoradiza, me gusta vivir, juntar experiencias de vida, entonces no tengo miedo. A veces sabes que te vas a meter en un problema, cuando te dicen: amiga, esa pareja no, por ahí no va, y tú les dices, voy a intentar, quiero experimentar, y bueno, eso me ha quemado el corazón no sé, siempre uno tiene como rollos familiares, carencias de infancia, cosas así, que creo que toda la gente tiene y hoy, ¿qué me quema el corazón? creo que ya no tantas cosas como antes. Creo que con los años me he vuelto un poco más dura no insensible pero ya no se me quema con tanta facilidad como antes, a lo mejor tomo mejores decisiones antes de.

La canción nos transporta a la zona rural de México, al campo, ¿cómo se originó la letra y la melodía de la producción?

Justamente yo vivo en un pueblo, en el campo en México hace más de un año y pues durante todo el año pasado, mi paisaje fue ese y si salía a caminar, o a comprar al mercado era eso, el México profundo, el México tradicional, entonces tenía escrito desde antes en mis libretas, apuntes, poesía, tomé esos apuntes, esas historias que escribí en el pasado y los vestí con esta guitarra porque es lo que todo el tiempo estaba viviendo.

También en el pueblo pongo mucho la radio local y suena música muy tradicional de México, creo que me dejo llevar mucho por el sitio en el que estoy viviendo físicamente, en donde estoy habitando también influye mucho en las decisiones artísticas y también creo que de 14 años de vivir en México me hacía falta hacer un álbum más hacia el folclore mexicano.

Publicidad

El tema habla de las relaciones tóxicas, ¿cómo reconocemos a un carnicero emocional?

No sé, el problema es que yo no reconocí, yo me di cuenta hasta después, porque claro hay manipulaciones psicológicas muy fuertes que no te das cuenta y pasa que pierdes la confianza en ti misma, creo que el carnicero emocional es la gente narcisista que tiene un poco de eso. Pero yo recuerdo haber perdido mucho la confianza en mi, dejé de creer en mi y empecé a hacer cosas para ya solamente agradar a esa persona y ya no era yo, ya dejé de ser yo y creo que por ahí va.

Creo que si nos damos cuenta que estamos traicionándonos y que ya no estamos pasando bien y que solo vivimos para agradar a la otra persona, creo que eso es una relación tóxica.

¿Y cómo nos salvamos de esa carnicería emocional? Se da en todo tipo de relaciones?

Fíjate, que interesante, yo creo que debe existir esta carnicería en todo tipo de relaciones, mira que interesante, es cierto, debe haber relaciones de la familia, debe haber manipulación emocional. ¿Cómo salvarse de eso?, ¿cómo salir de eso?, la verdad no lo sé. Yo creo que debe haber gente que nunca logra salir de ahí y vive toda la vida creyendo que esa es la forma de amar, la forma del amor. Por eso también digo en la canción quiero del amor desaprenderme, porque es como aprendí a amar, con todas las construcciones sociales que tenemos sobre el amor posesivo, tú eres mía, yo soy tuya, doy todo para ti, el amor es incondicional, sí quiero desaprender de eso. Supongo que la manera de evitarlos es aprender o desaprender, y conocer una forma nueva de amar.

¿Un amor más sano en todo caso?

Para pasárnosla bien, yo creo que si el amor no es para pasárnosla bien no sirve.

Publicidad

En el video, la vemos interpretando a un toro que va a ser sacrificado mientras el actor Tenoch Huerta, hace de torero. ¿Cómo se logró este audiovisual?

Básicamente yo he estado pintando muchos toros, soy del signo tauro y entonces en algún momento como que no sé, me obsesioné con los toros, los he visto tan bellos. Creo que también tiene que ver con sanarme conmigo, quererme porque siempre pensé que era muy dura y siempre me preguntaban que signo eres, tauro y ufff.

Entonces estaba mucho con la idea de los toros en la cabeza y cuando fue esto del video, pensé que quedaba muy bien porque la historia tiene esta sensación de que es tan fuerte, de que es tan potente pero a la vez lo sacrificamos y lo usamos para divertirnos y en las corridas de toros normalizamos la violencia de un solo lado porque ahí importa más la vida de un ser que de otro, se celebra cuando el toro cae pero no cuando cae el torero. Pensé que las relaciones tóxicas son muy violentas y como sociedad hemos normalizado la violencia hacia la mujer, entonces esa es la idea de esta analogía de los toros.

¿Y Tenoch?

Pues yo quería un actor así, alto, guapo, como de mi edad, más adulto. Yo lo describí y me dijeron: ¿te gustaría trabajar con Tenoch? y yo les dije: obvio, lo amo, y pues aceptó así que es un súper actor, Tenoch además es un amor, un lindo, lo amo, lo adoro.

¿Donde lo grabaron?

Fueron dos jornadas. El primer día de grabación fue todo lo de Tenoch, en el estado de México, en Lienzo Charro Naucalpan y en otra jornada grabamos todas las partes de mis playbacks y todo donde estoy con el vestido de plástico.

Publicidad

Pronto celebrará el aniversario de Desechable, su primer disco, ¿qué es desechable para Mon en lo laboral en la vida y en lo sentimental?

Ohhh lo siento muy bonito porque es mi primer disco, es como el inicio de un proyecto, me acuerdo y pienso era tan joven y no sabía tantas cosas que si hoy, diez años después todavía sigo dudando en cosas que no sé, ahí en ese momento me veo como una pollita aprendiendo, emocionada y siempre tratando de hacerlo de la mejor manera, más profesional, tratando de proponer algo, me encantaría celebrar esos 10 años de ese álbum y hacer algo especial.

¿Piensan retomar las giras o presentaciones?

Por favor que sí, eso no depende de mi, ni del equipo, depende del COVID-19, lamentablemente. Yo quisiera pensar que para el segundo semestre se va a arreglar un poco y para los próximos meses quizás tener conciertos online para presentar este álbum.

¿Después de cuánto tiempo volvió a Chile?

Tenía un año que no venía a chile, la última vez que vine fue para la presentación del Festival de Viña y tenía un año ya sin ver a mi familia, así que hoy me siento muy contenta porque ya puedo ver a mi madre. No he podido abrazar a la familia, he estado de lejitos, comer rico, estar con la familia, han sido días muy ricos, esto de valorar y estar con la gente que amo.

Este disco habla mucho del desamor, si sigue esta línea, ¿con qué nos recomienda escuchar el disco? ¿con pisco o tequila?

Yo digo que con los dos, depende de en qué lugar del mundo estés. Yo creo que si estás aquí, en esta zona del sur, el pisco cae bien pero igual el disco sabe más a tequila que otra cosa. (E)