Tres grandes estrellas del cine en un solo filme: Pequeños secretos, que se estrena este viernes 27 de enero en las salas de cine del país. Denzel Washington y Rami Malek serán los buenos de la película, mientras que Jared Leto el sospechoso de la historia.

Washington dará vida al alguacil adjunto del condado de Kern, Joe Deke Deacon. Él será enviado a Los Ángeles para una tarea rápida de recopilación de pruebas; sin embargo, ocurre un hecho que hará que su presencia sea requerida, con el objetivo de atrapar a un asesino en serie. Para esta investigación se encontrará con el sargento del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, Jim Baxter, quien está a la cabeza de la búsqueda y pedirá ayuda a Deke para el trabajo. El sospechoso de los crímenes es Albert Sparma, quien es interpretado por Leto.

El cineasta estadounidense John Lee Hancock (Un sueño posible, El sueño de Walt, Hambre de poder) es el director del filme, que fue creado a partir de su propio guion.

En el reparto principal de la cinta de 127 min, según Warner Bros, también están Natalie Morales (La batalla de los sexos), Terry Kinney (Milla 22: el escape, serie de la televisión Billions), Chris Bauer (Sully: hazaña en el Hudson, The Deuce de la televisión), Joris Jarsky (Bad blood), Isabel Arraiza (Pearson serie de la TV) y Michael Hyatt (Crazy ex-girlfriend).

Publicidad

Asimismo, Warner Bros indica que la película está producida por el productor ganador de un Óscar y un Emmy Mark Johnson (Breaking bad, Rain man) y Hancock, con Mike Drake y Kevin McCormick como productores ejecutivos.

Crítica

La película ha captado la crítica internacional, que tiene varias perspectivas: la tendencia positiva, neutral y negativa.

"Hancock no iguala la eficacia quirúrgica de los mejores guiones noir, pero maneja bien los diálogos y los personajes (...). Es apasionante por su exploración detallada de los personajes principales", dice David Rooney de The Hollywood Reporter.

"Sale adelante gracias al magnetismo de sus estrellas (...). Esta versión entretenida e inusual que ofrece Hancock del género de asesinos en serie es satisfactoria", señala David Ehrlich de IndieWire.

"Está bien interpretada y tiene atmósfera para regalar, pero parece una versión barata de lo que podría haber sido un thriller potente de un estudio grande", comenta Scott Mendelson de Forbes.

"Tiene giros narrativos molestos, actuaciones exageradas y otros defectos, pero la dirección sólida y clásica de Hancock y la actuación angustiosa de Washington hacen que merezca la pena", reseña Jeffrey M. Anderson de Common Sense Media.

"Un thriller reciclado y poco revelador (...). Simplemente es un plato recalentado de clichés de asesinos en serie", menciona Owen Gleiberman de Variety.

"Ni la presencia fiable de Denzel Washington es capaz de salvar esta propuesta apagada y vanidosa que no sabe si quiere ser emocionante o reflexiva", apunta Benjamin Lee de The Guardian. (E)