La Casa Blanca ha sido el hogar de Donald Trump y su familia por cuatro años, sin embargo, están a pocos días de abandonar por completo las instalaciones de su actual casa. El mandatario terminará su administración como el 45° presidente de Estados Unidos el próximo 20 de enero del 2021

Antes de que esto suceda, la pareja presidencial disfruta de su última Navidad como residentes del 1600 de la Avenida Pensilvania, especialmente Melania, quien en 2017, su primer año a cargo de las decoraciones de la residencia oficial, rindió un homenaje al Cascanueces y contó con unos bailarines de ballet que recrearon la célebre obra.

La decoración de este año tuvo como temática 'America the Beautiful' (América la hermosa), la cual es un tributo a la grandeza del país. El pasado 23 de noviembre, la primera dama recibió el árbol de Navidad que decora el Salón Azul de la Casa Blanca. El árbol, identificado como un abeto Fraser, tiene una altura de 18 ½ pies y es procedente del estado de Virginia Occidental.

Publicidad

Todos los ornamentos tienen los colores de la bandera norteamericana, y de acuerdo al sitio web de la Casa Blanca, estos adornos, recuerdan el verdadero espíritu estadounidense y además, cuentan con una dedicatoria importante: un agradecimiento especial a los médicos y trabajadores de la salud que han contribuido en la lucha contra el mortal coronavirus.

También hay adornos con motivos feministas para honrar a las mujeres que hicieron historia y haciendo referencia al centenario ( 100° aniversario) de la ratificación de la enmienda 19°, la cual otorgó el derecho de las mujeres a votar en las elecciones. Varios de los árboles de Navidad colocados en la Casa Blanca, están decorados con imágenes e ilustraciones de las mujeres más notables en la historia de los Estados Unidos.

Algunas salas y galerías de la Casa Blanca tenían unos pinos en color rojo que a todos llamaron la atención, como estos en la Sala Este.