Publicidad

Quevedeña, con apoyo venezolano, se alzó con la corona de Miss Ecuador 2020

La sucesora de Cristina Hidalgo (Miss Ecuador 2019) lleva con orgullo la corona valorada en $ 15.000, diseñada por Cristian Quinteros.

La sucesora de Cristina Hidalgo (Miss Ecuador 2019, atrás) recibió la corona hecha en plata fina y valorada en $ 15.000, diseñada por Cristian Quinteros para el certamen. Foto: redaccion

“Nos llevamos la corona a Quevedo”, es lo primero que le dijo Leyla Suken Espinoza Calvache a su coterránea Saskia Sacasa, luego de escuchar que la segunda finalista del Miss Ecuador era la quiteña María Luisa Corrales y por ende entre las dos fluminenses se debía elegir a la nueva soberana de este certamen de belleza desarrollado en Manta. en medio de medidas de bioseguridad como prevención del COVID-19.

Con 23 años, 1,72 metros de altura, emelecista, estudiante de negocios internacionales y de ascendencia japonesa (por parte de su abuela), Espinoza sorprendió al jurado calificador compuesto por seis personas, tres de ellas oriundas de Manabí, por su soltura a la hora de responder sobre cuál sería el proyecto estrella que lideraría en caso de convertirse en la mujer más bella del país, inquietud a la que no dudó en responder en que sería un programa de apoyo a personas inmiscuidas en violencia intrafamiliar.

En la gala participaron 20 candidatas; tras una selección del jurado quedaron 10 semifinalistas, pero además por primera vez a través del voto vía una página en internet se eligió a una primera finalista, y la más votada en esa vía fue la balzareña Keidy Boza.

La velada artística desarrollada al pie de la playa del sector Barbasquillo de Manta tuvo un escenario estilo tropical con palmeras y pantallas que permitían que las más de 300 personas asistentes pudieran observar el certamen.

Publicidad

Cada candidata se presentó y mostró el programa social que impulsó en el tiempo de la pandemia, en una organización que precisamente por el COVID-19 modificó su realización y hasta la sede, pues en primera instancia se pensaba realizar en mayo en Portoviejo, ciudad que ayer (este domingo 18 de octubre), recordó su bicentenario de independencia política.

Uno de los momentos emotivos que arrancó los aplausos de los asistentes fue la intervención de los manabitas Roberto Rubén, Fernando Cargua y Wendy Gove, quienes interpretaron la melodía Resistiré, que incluyó un homenaje hacia las personas que atendieron en primera línea durante la pandemia; las candidatas, por su parte, salieron con cartelones a agradecer a médicos, policías, militares, grupos sociales, personas que colaboraron con alimentos y otros.

Tras la presentación en traje de gala, el jurado calificador escogió diez semifinalistas, cuya cantidad se redujo a seis para la final, grupo al que se sumó Boza. Claudia Schiess y Carlos Andrade, los animadores, fueron nombrando el puesto en que quedaron las finalistas.

Así Boza, que entró a la fase final como más votada en redes sociales, fue la sexta finalista; Daniela Rodríguez, de Guayaquil, quinta finalista; Daniela Mera, cuarta finalista; Mireya Pérez, de Loja, tercera finalista; Corrales, de Quito, segunda finalista; Sacasa, de Quevedo, primera finalista y Espinoza también de esta última ciudad la Miss Ecuador.

Espinoza se llevó una corona valorada en 15.000 dólares diseñada por Cristian Quinteros, elaborada en plata fina y en donde se utilizaron 140 quilates en gemas semipreciosas y 96 perlas seleccionadas, al igual que un auto y otros obsequios.

La quevedeña en sus primeras palabras a los periodistas que cubrieron el evento fue que trabajó arduamente durante varios meses con cinco asesores venezolanos y un ecuatoriano y que la preparación para el evento de Miss Universo será también intensa, tanto que dejará momentáneamente de estudiar negocios internacionales en la Universidad de Las Américas en Quito, ciudad donde actualmente reside.

Publicidad

Estoy muy orgullosa y feliz de ser la primera mujer quevedeña que gana el Miss Ecuador, es un orgullo para mi tierra”, indicó Espinoza, quien durante la presente semana ya tiene la agenda copada de entrevistas y actividades en Guayaquil y que será la próxima semana que visite su provincia natal.

Dijo que siempre soñó en intervenir en un torneo para representar a la mujer ecuatoriana, su cultura y gastronomía y señaló que los ecuatorianos debemos reinventarnos sobre todo para afrontar la difícil situación de la pandemia.

La venezolana Sabrina Cira lideró el grupo de cuatro venezolanos y una ecuatoriana que desde febrero colaboraron con Espinoza, de quien dijo es una excelente persona, sencilla y tiene mucho que dar en eventos de belleza.

“No tenía ningún conocimiento ni experiencia de eventos de belleza, pese a ello se logró el objetivo, se trabajó en todo, pasarela, oratoria, maquillaje, vestuario, marketing y todo lo necesario para que ella se pudiera llevar la corona”, declaró Cira, quien llegó a Ecuador hace cinco años, debido a la diáspora venezolana ante la crisis en ese país.

Cira dijo que allá en su país colaboró con la organización de Miss Venezuela, pero tras su salida se dedicó a otras actividades laborales en Ecuador y dijo que el reinado que obtuvo Espinoza es su primera experiencia en eventos de belleza en el país, asegurando que para el Miss Universo se sumarán otras personas para ayudar a Espinoza a cumplir una participación más que decorosa. (E)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?

Lo último

Muerte al ombligocentrismo

La desinformación y el exceso de opiniones tercas enrarecen el ánimo social.

Publicidad