La muerte es un tema que asusta a muchos pero es una de las pocas cosas certeras de estar vivo. Shannen Doherty, la recordada actriz de Beverly Hills 90210, conocida principalmente por encarnar a Brenda Walsh, lucha contra un cáncer de mama en fase 4 que le fue diagnosticado a principios de año.

El triste diagnóstico llegó días antes de la repentina muerte de Luke Perry, su coestrella en “Beverly Hills".

La actriz habló abiertamente de su enfermedad en el programa de televisión estadounidense “Good Morning America” y con lágrimas en los ojos dijo que lo que está viviendo "es trago muy amargo en todos los sentidos. Tengo días en los que me pregunto: ‘¿por qué yo?’ Pero después pienso: ‘¿quién si no? ¿quién merece esto? Nadie’”.

Desde aquella entrevista, Doherty, de 49 años, sigue batallando la enfermedad, ahora en fase IV. La actriz volvió al ojo público recientemente a través de una entrevista a la revista Elle, en la que fue franca sobre sus miedos y la manera en que transita su enfermedad.

No estoy lista para morir. Tengo mucha vida en mí”.

Doherty contó a Elle que está preparándose para despedirse de sus seres queridos a través de algunos videos y cartas.

"Hay cosas que necesito decirle a mi madre. Quiero que mi marido sepa lo que significa para mí. Pero cada vez que llega el momento de hacerlo, parece todo tan definitivo... Se siente como si estuvieras cerrando algo, rindiéndote, y yo no lo estoy".

Pese a todo lo que está viviendo, Shannen expresa que se mantiene positiva, llena de fe y aprovecha el tiempo al máximo con los suyos.

Ella intenta atesorar todos los pequeños momentos que la mayoría de la gente no ve o da por sentados. "Las cosas pequeñas se magnifican para mí. Tenemos este pozo sin fin dentro de nosotros, y se trata de seguir cavando en él en busca de la fuerza para afrontar la adversidad, y para que también podamos ver toda la belleza”. dijo. (E)