El arte no cesa y cada vez se lo valora más. Esta tarde el cantante colombiano Juanes brindó un concierto virtual transmitido por su canal de YouTube.

El artista estuvo acompañado por más de 60 músicos de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, quienes se encargaron de aportar con las melodías para la presentación de aproximadamente 30 minutos.

Volverte a ver como se llamó al encuentro musical, y también nombre de uno de los éxitos de Juanes, fue un “presente para Colombia y el mundo” en medio de los momentos de crisis, tal como lo dijo el artista días antes.

Minutos antes de que empiece la transmisión, el público estaba atento y los comentarios no se hicieron esperar. “Saludos desde Broward, gracias por ayudarnos y darnos ese aliento en estos momentos¨, escribió una de las 5.000 usuarias que estaban es espera de la iniciación en el canal de Juanes. El medio colombiano El Tiempo transmitió la actuación de Juanes en su página web.

Publicidad

El espectáculo virtual comenzó con puntualidad y A Dios le pido, fue la primera canción, con la que el colombiano contó que “ha sido una oración y una manera de pedirle a Dios por mi familia, por mis hijos, por mí”.

Violines, trompetas, guitarras, chelos, arpas, batería, bombos y otros instrumentos se unieron a la voz del cantante en perfecta sincronicidad.

La previa de cada canción que se interpretó fue una corta explicación del contexto de los temas, en forma de anécdotas. Fíjate bien, nombre del sencillo y primer álbum de Juanes, fue tocada en segundo lugar. El número de espectadores iba subiendo exponencialmente y para el término de esta intervención ya habían más de 27.000 personas conectadas en YouTube.

Juanes calificó al proceso de ensamblar las canciones en esta ocasión, como algo hermoso y dio paso a su tema Odio por amor, compuesto por Juan Luis Guerra, de acuerdo al colombiano.

Fueron entonadas canciones que reflejaron eso que se prometió: esperanza. Los comentarios no cesaban, mensajes de alegría, identificando de qué país escribían y de reconocimiento a través de emociones de corazones y más, fueron el complemento perfecto. Luego fue el turno de Volverte a ver nombre que se le dio a la iniciativa también.

Mi tierra fue la última interpretación de la tarde, con un ritmo movido, en un encuentro virtual que reunió en su pico más alto a 41.000 personas, quienes disfrutaron por un tiempo breve pero que valió la pena. (E)