Son actores y actrices creadores de momentos icónicos en el cine y en algunas ocasiones ganadores de premios importantes de la industria. Son bien vistos en la pantalla grande, pero entre sus colegas y personal no son muy amigables. Algunos han reconocido que no soportan trabajar con ellos. Un buen ejemplo sería el del fallecido actor de cine, Marlon Brando, en su papel de Vito Corleone en El Padrino, quien fue considerado padre de la interpretación moderna, pero también conocido por crear caos en los rodajes por ser muy excéntrico.

Entre sus exigencias pedía que le coloquen un cubo de hielo en la cabeza por sentir mucho calor entre las escenas, no aprendía sus líneas y se negaba a salir de su tráiler. Al igual que de Brando, Hollywood se cansó de estas 9 celebridades y dejaron de llamarlos.

La sección Icon, de El País, hizo esta selección:

1. Val Kilmer

Fue un de los pocos actores que realizaron papeles icónicos como Bruce Wayne en Batman Forever; Iceman en Top Gun o Nick Rivers en Top Secret. Su caída se dio durante una entrevista para Entertainment Weekly en 1996 en donde enumeraba su salidas de tono, por lo que la revista lo sentenció como un actor imposible. Durante la entrevista contó que a los 12 años abandonó una grabación porque no le gustaba la hamburguesa que se estaba promocionando; en Tombstone le dijo a un operador que "soy una persona difícil, pero solo con la gente estúpida". En otras ocasiones discutía con los directores y se desahogaba destruyendo cosas.

Publicidad

Casi 10 años después, en otra entrevista, confesó sentirse arrepentido de no escuchar a sus representantes, además lamentó no haberse dedicado a la actuación y solo darle atención a las mujeres. Su nombre solo se ha vuelto a escuchar cuando se le diagnosticó cáncer de garganta y cuando se negó a recibir tratamiento médico por su fe. En el 2017 comunicó que ya estaba mejor de salud.

2. Edward Norton

Su carrera se inició a los 27 años con "Las dos caras de la verdad". Logró conseguir nominaciones al Oscar y era comparado con Robert De Niro o Marlon Brando. Sus problemas se iniciaron en la postproducción de "American History X", cuando se metió en la sala de montaje y dejó afuera al director de proyecto. La versión que salió a los cines duró 24 minutos más con escenas de Norton. Esto se volvió algo fácil para el actor que empezó a hacer en todos sus trabajos. En Dragón Rojo reescribió varias escenas y existe un rumor de que volvió a escribir el guion de "Frida".

Hubo una ocasión en que Norton se rebeló durante el rodaje de "Italian Job" en donde se negaba a hacer varias tomas y trabajos de publicidad cuando su contrato así lo estipulaba. En el rodaje de Hulk al ver que no hacían nada de lo que él decía causó problemas durante su promoción y ante eso él fue reemplazado por Mark Rufallo para la entrega de Los Vengadores. Marvel emitió un comunicado en el que aseguraba que querían “trabajar con alguien que comparta el espíritu creativo y colaborativo del resto del reparto”. Desde su caída solo ha trabajado en algunos proyectos y como doblador en cuatro películas.

3. Lindsay Lohan

Desde muy pequeña trabajó como modelo junto sus hermanos. El primer trabajo de Lohan fue a los 11 años en la película Juego de Gemelas y llegó a la cima de su carrera a los 18 años con "Mean Girls". Desde ahí su carrera ha caído en picada. En el año 2000 se hicieron populares los blogs de celebridades en donde criticaban a los famosos con un tono muy cruel y se empezó a catalogar las salidas nocturnas de Lohan como algo serial. El internet se llenó de fotos de ella bebiendo, desmayada en carros o vomitando en las aceras. Todo empeoraba cuando llegaba tarde a los rodajes, se maquillaba entre escenas, pedía que le escriban en cartulina sus diálogos y en una ocasión gastó el dinero del seguro de rodaje en sushi.

Lo último que se supo de ella fue que vendía notas de voz a sus fanáticos por $330, se enfrentó a un concursante en un show australiano, casi secuestra a un niño en Moscú pensando que era de una red de traficantes de niños, lo cual ella lo transmitió desde su cuenta de Instagram. Este 2020 anunció su regreso a la música con la canción "Back to me".

4. Chevy Chase

Desde su inicio en Saturday Night Live (SNL), Chase fue el hombre favorito de Estados Unidos después de la guerra y el escándalo de Watergate. Luego de triunfar en el cine con la entrega de "Fletch", fue coronado por la revista Time como el “El hombre más divertido de América”. Su caída inició cuando al ser invitado en SNL se comportaba de manera desagradable con el resto de invitados, en especial con Robert Downey Jr., a quien en una ocasión le comentó que su padre estaba en el infierno. Bill Murray también sufrió uno de sus insultos comparándolo con un pedazo de asteroide por las secuelas de su viruela.

Publicidad

En el 2009 regresó con la telecomedia, pero su comportamiento fue el mismo y lo peor fue que todo su equipo lo insultó al final del rodaje del programa, No se ha escuchado mucho sobre él, pero muchos actores piensan que sufre delirios de grandeza y superioridad. Según Chase, él se ve a sí mismo como creador de la comedia.

5. Steven Seagal

En los años 90, las películas de acción estaban en su auge y actores como Jean-Claude Van Damme y Steven Seagal eran los más cotizados, claro cuando no podían pagar a Silverster Stallone o Arnold Schwarzenegger. Todo empezó a ir mal cuando en el rodaje de "Decisión critica" dijo ser el jefe de la producción y le realizó una llave de taekwondo a John Leguizamo por reírse de eso. Otra ocasión fue que durante el show de SNL él pidió cambiar todos los chistes porque no los entendía.

El actor se metió tanto en el papel de la ley que comenzó un reality show llamado "Steven Seagal: Lawman" en donde se realizaban redadas a casas de sospechosos de crímenes. En una ocasión se metió en la casa de un organizador de peleas de gallos con un tanque, durante ese cateo murieron 115 gallos y un perro. Seagal ha sido acusado de acoso sexual a más de 13 mujeres y dentro de la ola de denuncias de #MeToo, dos actrices confesaron que fueron acosadas por el actor. Actualmente vive en Rusia.

6. Faye Dunaway

Famosa, entre otros, por su papel en Bonnie & Clyde, es catalogada como una de las más difíciles de Hollywood. Desde el comienzo de su carrera a muchos no le agradaba la idea de trabajar junto a ella, incluso Roman Polanski la llamó loca durante una discusión en el rodaje de Chinatown. Fue en ese mismo rodaje donde ella le lanzó un vaso con orine para detener por unos minutos la grabación. Su actitud cambió de malhumorada a diva, exigía los asientos de business y si las aerolíneas no se los daba ella enloquecía. Pedía una rampa para discapacitados aunque ella no la necesitara y le prohibió la entrada a su camerino a la diseñadora de vestuario de una película.

Actualmente Faye está desaparecida, su última aparición en público fue durante la entrega de los Oscar dónde presentó el premio a mejor película en el 2017. Además fue despedida de obras de teatro por llegar tarde a los ensayos y sus excentricidades como prohibir la ropa blanca dentro del elenco. En el 2015 recibió una denuncia por abuso emocional al haber golpeado a una mujer que le trataba de poner una peluca.

7. Bill Murray

Personaje icónico de los 80 por la película "Los Cazafantasmas", famoso para los fanáticos, pero para las personas del cine es reconocido como el cinismo personificado. En el rodaje de "¿Qué pasa con Bob? fue agresivo con Richard Dreyfuss al punto de arrojarle un cenicero de cristal. En otra ocasión pasaba disgustado con el director por haber sido escogido debido a que Tom Hanks había dicho que no.

Considerado como una persona irracional, Murray asegura que su comportamiento es por trabajar con gente que no le cae bien. En otras producciones reaccionaba de la misma forma agresiva con cualquier persona que le dijera lo contrario.

8. Dustin Hoffman

Conocido por improvisar trucos en las películas, Hoffman lanzaba objetos, pero no avisaba y ocurrían desastres dentro de la producción, como en Kramer vs. Kramer donde le lanzó una copa de vino a Meryl Streep o darle una bofetada a John Cazale. Hoffman se ganó la reputación de actuar causando emociones verdaderas, por ejemplo en una escena de Kramer, él tenía que hablar con un niño y le terminó contando la historia de un perro muerto.

Además pedía que se reescriban los guiones y en la película Agatha exigió ser el protagonista de sus dos escenas y no le dirigió la palabra a su compañera de set Vanessa Redgrave. En la actualidad, Hoffman trabaja cada vez menos. En 2017 fue acusado por acosar a 7 mujeres.

9. Katherine Heigl

Uno de los personajes favoritos de su momento de Grey's Anatomy con su papel de la doctora Izzie Stevens, además de interpretar varias comedias románticas la convirtió en una de las estrellas mejor pagadas de su época, pero su personalidad y exigencias le cortaron las alas a la actriz. Heigl se quejaba constantemente de los horarios de grabación de la serie de doctores y pedía que los modificaran todo el tiempo. Se retiró de los premios Emmy porque según ella no había personajes a su altura y también boicoteó la promoción de "Lío Embarazoso" alegando que existía mucho machismo en la cinta.

Era muy exigente, pedía suites presidenciales, trato especial para su madre/manager, pedía cláusulas especiales que le permitían reescribir el guion, devolvía toda su comida y la ropa, entre otras cosas más. Su publicista decía que para ella todos eran mentirosos. Heigl ha tratado de regresar al cine varias ocasiones; casi regresa con una serie pero fue cancelada antes de su estreno. En 2013 un artículo fue publicado con todas las críticas sobre ella, desde ahí la carrera de Heigl no ha progresado. (E)