El miedo frente a contraer el coronavirus ahora tiene un alcance global, tanto así que la actriz Gal Gadot tuvo que contradecir su discurso ambientalista y viajar en un avión privado para evitar un posible contagio.

La protagonista de la cinta Wonder Woman arribó, desde Los Ángeles, a Atlanta (EE.UU.) el lunes por la mañana para continuar con las grabaciones de Red Notice, filme producido por Netflix.

Tal y como expresa TMZ, portal estadounidense que reportó la primicia, describió su accionar como una "elección que levantó más de una ceja". Esto debido a las declaraciones que la actriz brindó el pasado enero de 2019 a la revista People sobre el uso de vuelos privados y su impacto en el ambiente.

Gadot declaró que no viaja en jets privados, usa bolsas plásticas, recicla y "hace todo lo posible para ayudar al ecosistema y ser un ejemplo para sus dos hijas".

TMZ también mencionó que fuentes asociadas a Netflix, aseguraron que las co-estrellas de la película — Dwayne Jhonson y Ryan Reynolds — también están usando vuelos privados en orden de no exponerse a la epidemia y retrasar las grabaciones. (I)