El hermano del financista Jeffrey Epstein contrató a un forense para saber la verdadera causa de la muerte de quien estaba detenido acusado de traficar con menores de edad para fines sexuales.

Fue el programa de televisión "60 minutos" de la cadena estadounidense CBS que lanzó la duda sobre que Jeffrey Epstein no se suicidó al interior de su celda en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan el pasado 10 de agosto de 2019, sino que fue asesinado. El patólogo forense Michael Baden, pudo revisar la autopsia que duró cuatro horas.

En su informe, Baden apunta a que fue un asesinato y estrangulamiento por las fracturas inusuales en el cuello del hombre.

Mark, hermano de Epstein, aseguró que la cuerda con la que supuestamente se mató no coincide con las heridas en el cuello del financiero. “La marca de ligadura estaba en medio del cuello de Epstein, no debajo de la mandíbula, como cabría esperar de quien se cuelga. También es extraño que hiciera un nudo con una sábana cuando había cables y cables en su celda como muestran las fotografías”.

Publicidad

Saltaron otras dudas porque no se fotografió el cuerpo del fallecido adentro de su celda. Las autoridades dijeron que el cuerpo fue llevado a un espacio de emergencias y "no se cuidó la escena del crimen" como marca el protocolo. Además, el doctor Baden encontró tres fracturas que encontró extrañas. “Nunca he visto tres fracturas como estas en un ahorcamiento suicida. Más de mil ahorcamientos en la cárcel en los últimos 40 o 50 años, nadie tuvo tres facturas”.

Extrañamente, la noche de la muerte, Jeffrey fue escoltado a su celda por dos guardias alrededor de las 19:49 horas, quienes estaban de guardia en dicha unidad, no obstante, dijeron no volverlo a ver hasta el día siguiente a las 6:30 de la mañana. Ambos custodios ahora son investigados.

El financista Jeffrey Epstein fue arrestado el pasado mes de julio, acusado de traficar con docenas de menores con fines sexuales, después de haber evitado previamente el procesamiento federal mediante un acuerdo de declaración de culpabilidad en 2007 que fue considerado por muchos como demasiado indulgente. De acuerdo a las autoridades, Epstein, que insistió en su inocencia, se suicidó en la cárcel en agosto.

Epstein mantuvo amistad con el príncipe Andrés de Inglaterra. Una estadounidense, Virgina Roberts, afirma que fue forzada a tener relaciones sexuales con el príncipe Andrés cuando era menor y se encontraba bajo el yugo de Epstein. (I)