La nueva dirección del Festival Internacional de Cine de Berlín se mostró reticente por el momento a la idea de introducir una sección especial para las producciones de realidad virtual, en las que los espectadores pueden sumergirse en mundos artificiales en 3D con unas gafas especiales.

"Aún no hemos decidido nada en cuanto a la realidad virtual. Lo discutiremos después de nuestra primera edición, porque eso también supondría realizar inversiones", comentó Carlo Chatrian, director artístico de la Berlinale.

"Tenemos que ver primero la infraestructura, un lugar donde se pueda hacer", señaló Chatrian.

"Venecia tiene una sección para producciones de realidad virtual, pero el festival también ha creado una infraestructura muy buena para estas películas", comentó el italiano. "Hemos decidido que, en nuestro primer año, no abordaremos este asunto", agregó.

En su opinión, la realidad virtual está ayudando a reinventar el cine, pero la mayoría de las veces se trata de experiencias individuales, no colectivas.

Junto con Cannes y Venecia, la Berlinale es uno de los festivales de cine más importantes del mundo.

El alemán Dieter Kosslick fue su director durante largos años y, a partir de 2020, el festival tiene por primera vez una cúpula ejecutiva doble: el italiano Chatrian ocupará el puesto de director artístico y la holandesa Mariette Rissenbeek será directora gerente. (I)