Sin duda Nicole Kidman y Tom Cruise fueron la pareja más famosa de los 90. Así como cuando Angelina Jolie y Brad Pitt obstentaban serlo a inicios del nuevo milenio. Una pareja de ensueño que siempre estuvo en el ojo del huracán en la farándula mundial, porque todos querían saber de ellos. 

La generación que se enamoró del joven piloto, Pete Michell,  en Top Gun , es la misma en la que  creció Nicole Kidman. Seguramente ella cuando lo vio en esta película quedó flechada y pensó en lo guapo que se veía con esas gafas y la chaqueta verde de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos . Sin embargo, no fue sino hasta la película "Días de trueno" en que Kidman tuvo la oportunidad de interactuar con Cruise al compartir un papel protagónico en la cinta. 

Tom Cruise y Nicole Kidman se casaron el día de Navidad de 1990 en una boda secreta que tuvo lugar en las Montañas Rocosas (Colorado). Se habían conocido menos de un año antes rodando la película "Días de trueno" y adoptaron a dos niños durante su matrimonio: Isabella  y Connor, cuando ella tenía 23 años y Tom 27. 

La estatura de ella, de metro ochenta, sobresalía de la del actor de metro setenta, pero esta disparidad, poco importaba a la pareja estrella de Hollywood. 

Publicidad

En una entrevista, Kidman, le confesó a New York Magazine que se había casado muy joven, sin embargo, lo hizo para protegerse de ser acosada sexualmente ya que a menudo se topaba con ese tipo de situaciones en el ambiente laboral. Pero Kidman siempre reiteraba que aunque esto era cierto, ella se había casado también por amor. En el 2012, Nicole relató a la revista DuJour que su vida con el protagonista de Misión Imposible era "perfecta".

La pareja más poderosa de Hollywood, que cada vez que aparecía era un imán para los fotógrafos, duró hasta el 2001. Hasta entonces, tras once años de matrimonio, nada hacía presagiar que ambos, tan sonrientes, tan presuntamente dichosos, fueran a romper su vínculo. Pero sí, se divorciaron.

¿Cuáles fueron las causas? Siempre han existido varias teorías al respecto. Sin embargo se sabe que la pareja empezó a tener problemas cuando el actor se introdujo al mundo de la Cienciología. Tom Cruise quería que su mujer y sus dos hijos adoptados se vinculasen a la Iglesia de la Cienciología, cuya creencia había abrazado el actor con un apasionamiento sorprendente que lo llevaría a apoyar la presencia de locales en distintas capitales del mundo, dedicados a difundir sus enseñanzas.

Pero en esta historia también aparece, Stanley Kubrick, director de cine, guionista, productor y fotógrafo estadounidense. Considerado por muchos como uno de los cineastas más influyentes del siglo XX. 

Publicidad

Y esto es porque pese a los problemas causados por la Cienciología, Nicole y Tom se mostraban como una pareja consolidada y hasta ese momento llevaban 9 años juntos. Pero algo cambiaría cuando Kubrick les propuso filmar "Ojos bien cerrados", un thriller erótico que exploraba la infidelidad y que sugería que hasta la pareja más perfecta no podía escapar de ella.

Grabar esta película fue muy desgastante para el matrimonio, ya que los seis meses iniciales de contrato se transformaron en 400 días de filmación continua. El método del director consistía en hacer que sus actores repitieran tanto una escena hasta que olvidaran que había cámaras.

Como resultado,  Cruise rodó 95 veces una toma… ¡cruzando una puerta! y para una secuencia donde Kidman tenía sexo imaginario, debió estar seis días desnuda y realizando distintas poses eróticas hasta lograr la que quedaba perfecta en cámara. Además el director solía dirigirlos por separado y les prohibió comentar su trabajo para así fomentar la desconfianza que debían mostrar en la pantalla. Como si fuera poco el guión cambiaba a cada rato. Los nervios y la tensión le provocaron una úlcera estomacal a Cruise que ocultó para no retrasar más el proyecto.

Cuando la película se estrenó la crítica especializada no coincidió en si era una obra maestra o un bodrio. La taquilla tampoco llenó las expectativas, ya que el público tampoco acompañó en las salas ni siquiera por ver a sus actores favoritos en escenas de gran sensualidad.

Publicidad

Luego del estreno, en el 2001 y después de 11 años de relación, el matrimonio anunció su separación. La noticia fue un bombazo y ocupó todas las revistas y programas de televisión. Pero así como los actores se casaron en una ceremonia secreta se separaron sin dar explicaciones ni provocar escándalos.

No hubo comunicados ni anuncios oficiales. No trascendieron motivos ni conversaciones privadas. Ni siquiera un amigo locuaz narró los motivos del divorcio. Algunos trascendidos señalaban que la decisión de Tom de convertir a sus hijos en fieles seguidores de la Cienciología fue el motivo de la separación. También la negativa de Nicole de abandonar el catolicismo y sobre todo, su oposición terminante a intervenir en la vida de sus hijos para imponer sus propias creencias. (E)