Una niña de ocho años fue discriminada en su escuela de Michigan, Estados Unidos,  por llevar unas trenzas para hacer unas fotos. "El colegio no le permitió hacerse las fotos de tercer grado por estas trencitas", según el programa Al Rojo Vivo, de Telemundo. 

Según la pequeña Marian Scott llevó su cabello así porque quería tener su "individualidad, su expresión".  

El fotógrafo Jermaine Horton se enteró de la noticia y la invitó a una sesión de fotos. 

Publicidad

En su cuenta de Instagram, Horton contó el porqué surgió esta iniciativa. "A una joven y bella llamada Marian Scott se le negaron las fotos de su escuela debido a las rayas rojas en su cabello... Cuando escuché sobre esta historia, me enfurecí como padre porque lo primero que pensé fue en el impacto de lo que esto le haría a una niña tan hermosa", se lee en el post acompañado de las fotos a la niña.

Según el fotógrafo, se contactó con los padres de la pequeña a través de la periodista Nicole Buchmann del canal WILX News 10.  Buchmann  realizó la nota periodística.  "Establecimos una fecha y conduje desde Chicago con @procamphoto para hacer nuestra PROPIA sesión de fotos de esta increíble y hermosa niña...", dijo en la publicación de la red social.

"¡Estoy tan bendecido de haber sido parte de esto para darle un día increíble que le demostró que realmente es hermosa y que su color de cabello era la BOMBA!", agregó. (I)