Mañana, a las 22:00, Ecuavisa transmitirá una película que aborda la vida del actor.

“Interpreto al hombre humilde, al hombre del pueblo, que tiene esperanzas en un porvenir mejor, que lucha por redimirse. El ‘peladito’ mexicano tiene mucha similitud con ese tipo de personaje en toda Latinoamérica...”, así definió a su personaje Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, nombre original de Mario Moreno, Cantinflas, en una entrevista a este Diario, publicada el 8 de mayo de 1964.

Hace 25 años desapareció físicamente el actor. El país azteca se volcó en verdadera procesión para despedir a uno de sus íconos más queridos.

¿Qué llevo a este actor a ser venerado en México y querido en América Latina?

Publicidad

La respuesta que más puede acercarse a la realidad es que el personaje de Moreno encarna al llamado peladito o pelado que en México es el pobre o marginal, el mismo tipo del descamisado en Argentina, roto en Chile, o el chiro en Ecuador, presente en todas las barriadas marginales de las grandes ciudades. Por eso su enganche inmediato en las clases subalternas del continente, porque en todas ellas habitan miles de Cantinflas.

Es ese 'pelado' de corazón noble y de honestidad a toda prueba que vemos a diario, que busca la manera de sobrevivir en medio de la selva urbana, haciendo montón de oficios para llevarse un bocado de comida y que para hacer frente a los abusos del poder utiliza la astucia y la picardía.

Origen

Existen diversas anécdotas sobre el origen del nombre artístico de Mario Moreno. La más aceptada es que cuando trabajaba en el circo interpretaba el papel de borrachito, y cuando comenzó a realizar sus contorsiones y maromas extrañas, alguien del público le gritó: “En la cantina ... te inflas”, lo que derivó en Cantinflas, nombre que Moreno adoptó de manera definitiva.

Cantinflear

La Real Academia de la Lengua Española incluyó en 1992 en su Diccionario el término cantinflear, que significa hablar mucho sin decir nada. Cuando se le preguntó a Cantinflas cómo se sentía por la distinción de tan representativa entidad, con su típico humor dijo:“No pretendo ni mucho menos, como dijéramos, presumirles que soy muy letrado,más bien soy falto de agricultura”.

Publicidad

“Con cualquier otro cómico estos parlamentos hubiesen sido extraordinariamente penosos, con Cantinflas adquieren brío, convicción, la fuerza de la épica del sin sentido”, dijo Carlos Monsivais, escritor mexicano, sobre su compatriota.

Jorge Suárez: Legado de Mario Moreno, Cantinflas

La comicidad tuvo siempre sus exponentes y al llegar el cine surgieron nuevas personalidades. En los Estados Unidos, Charles Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd, Laurel y Hardy (El gordo y el flaco) y los hermanos Marx. Francia tuvo a Max Linder e Italia a Totó, pero nuestra América hispana carecía de un personaje que la identificase, hasta que apareció Cantinflas para crear nuestra propia comicidad, la que exponía nuestra idiosincrasia, nuestros defectos y virtudes.

Ya no teníamos que reír con las astracanadas foráneas. No, ahora escuchábamos, aunque enredadamente, nuestras frases castellanas.

Cantinflas desplegó su creación a través de un personaje que era esencia del pueblo, de sus costumbres y caló profundo en el conglomerado hispanoamericano.

Dejó un legado auténtico y original. Unió países y poblaciones a través de la risa. A ello unió su capacidad para filosofar sobre los temas humanos: el débil contra el fuerte, la justicia contra la injusticia. Si Chaplin aparenta –a través de su personaje ser grande, Cantinflas, es grande que, en el fondo, es el sueño de todo ser humano. En eso reside su grandeza. (I)

Datos:

Mario Moreno nació el 12 de agosto de 1911, fecha registrada por sus padres, aunque la verdadera es el 13. "Sus padres decidieron atrasar una hora en el acta de nacimiento porque creían que ese día era de mala suerte".

Murió a los 81 años, el 20 de abril de 1993

Fue el sexto de 12 hermanos.

En 1928 ingresó al Ejército de México haciéndose pasar de 21 años, cuando en realidad tenía 16. Su padre solicitó su baja a través de una carta.

En el Paseo de la Fama de Hollywood recibió la estrella número 1.722.

En 1957 ganó el Globo de Oro en la categoría mejor actor de comedia por la película La vuelta al mundo en 80 días. El filme recibió cinco premios Óscar.

Algunas de sus películas:

En 1940 realizó su éxito Ahí está el detalle, en el que incorporó por segunda vez el personaje de Cantinflas.

1942

El Circo. Un remake del film homónimo de Charles Chaplin.

Los tres Mosqueteros

1943

Romeo y Julieta, de Shakespeare

1951

Si yo fuera disputado. Una crítica al caciquismo político en América Latina.

1956

La vuelta al mundo en 80 días. Comparte rol con el británico David Niven.

1966

Su excelencia.Un filme que hace un llamado a la paz por encima de las diferencias ideológicas.

Sus últimas películas fueron El patrullero 777 (1978) y El Barrendero (1981). (I)