Un amigo suyo lo invita a cenar en su casa. Al llegar encuentra en su asiento una bolsa negra y al abrirla ve un millón de dólares. ¿Alguien haría eso por un amigo? La respuesta la tiene el actor George Clooney, quien tuvo ese gesto no solo con uno sino con catorce de sus allegados.

La anécdota, ocurrida el 27 de septiembre de 2013, la contó Rande Gerber, uno de los catorce integrantes del grupo denominado Los chicos. "George comenzó a decirnos: Escuchen, quiero que sepan cuánto significan para mí. Cuando llegué a Los Ángeles (Estados Unidos) dormí en sus sofás. Soy muy afortunado en mi vida de tenerlos a todos y no podría estar donde estoy hoy sin todos ustedes. Por tanto, ha sido realmente importante para mí que, mientras sigamos juntos, les devuelva el favor. Así que quiero que abran sus maletas”.

Eran billetes de 20 dólares y la reacción de todos fue de sorpresa. Pero el asombro sería mayor cuando Clooney añadió: "He pagado los impuestos de todos, así que este millón de dólares es íntegramente para ustedes".

Gerber, en declaraciones a MSNBC y difundidas por El País, contó que su reacción fue la de rechazar la ayuda, pero Clooney le dijo que si lo hacía, nadie se llevaría nada. Así que al final todos aceptaron.

El medio español recordó que otro gesto que Clooney y su esposa Amal tuvieron hace pocos días ocurrió en un avión. Sus gemelos de seis meses Elle y Alexander hacían bulla con su llanto, por lo que la pareja dejó en cada asiento de los pasajeros audífonos para reducir las molestias. (E)