Gardena (California), ESTADOS UNIDOS

El invicto Michael Morales (13-0 MMA, 1-0 UFC) ha entrado como un guante en el peso wélter de UFC (Ultimate Fighting Championship), pero quizá buena parte del camino se lo ha hallado la propia empresa al ubicarlo de inicio en carteleras que en el papel pueden resultar difíciles para un debutante. El ecuatoriano resolvió en el primer asalto la pelea contra el estadounidense Trevin Giles (14-4-0 MMA, 5-4 UFC) que llegaba al evento UFC 270 con ocho enfrentamientos previos en la jaula de UFC, mientras que el luchador de la provincia de El Oro se presentaba a su estreno con una marca de 12-0 en artes marciales mixtas (MMA) pero solo dos de estos combates fueron en funciones internacionales en Norteamérica (México y Estados Unidos), siendo la del 12-0 la que le llevó a obtener contrato con UFC en septiembre de 2021 luego de vencer al veterano kazajo Nikolay Veretennikov (9-4-0) en el programa Dana White’s Contender Series.

Se percibía desde el miércoles que arrancó la UFC week con el Media Day que Morales tenía un combate difícil, más aún cuando la pelea del tricolor fue cambiada desde la etapa de primeros preliminares a preliminares, y el viernes fue incluida finalmente al main card (cartel principal) debido a la cancelación de dos enfrentamientos.

“Controlo mis pensamientos, puedo estar en calma durante mi preparación, incluso si suben o bajan a cartelera estelar o preliminar; de verdad eso es lo de menos. Lo único que hago es enfocarme en mi pelea, estar calmado y estar atento a lo que hago”, dijo al terminar la pelea, en la conferencia de prensa.

Publicidad

Sí reconoció que ingresó “un poco nervioso” y “ansioso por la pelea”.

Morales fue conservador, analítico, hasta que Giles conectó el primer golpe (de jab) y hasta consiguió derribarlo. No obstante, el del gimnasio Entram Gym no se desorientó y siguió en pelea. “Logró derribarme incluso, pero todo bien, estuve tranquilo, hasta el momento de levantarme donde ya tenía yo que conectar ahora y devolverle lo que me había hecho”, explicó.

De hecho, indicó que Giles “tiene buen jab, pero no noquea”.

Evolución en jiu-jitsu, clave

La química entre Michael Morales y los entrenadores de Entram Gym hizo que funcione casi como una unidad simbiótica. La estadística avanzada daba muestra de aquello. A la cabeza Raúl Arvizu (profesor de artes marciales mixtas); Andy Caballero, el responsable del acondicionamiento físico, pero un papel preponderante cumple su esquina y mejor amigo en Tijuana, Martín González.

Publicidad

“Con la última pelea nos pudimos dar cuenta de los errores que tenía Michael y también en qué es fuerte, por lo que trabajamos todo el equipo en que siguiera mejorando y explorando las áreas en las que es mejor, pues vimos que podía mejorar un poco más su boxeo y tenía detalles técnicos en jiu-jitsu que le faltaba trabajar”, anticipó González a EL UNIVERSO.

El de Pasaje trasladó todo lo reforzado a la jaula.

“Mi cuerpo prácticamente siente dónde está el rival, entonces traté de pensar sin desesperarme, sin caer en su juego de pies o golpes o jiu-jitsu. Traté de controlarme, saber moverme en el tiempo indicado, porque sé que también estuvo entrenando jiu-jitsu con peleadores fuertes, así que yo hice lo mismo con el profe Raúl y Martín (González). Mejoré muchísimo mi jiu-jitsu”, analizó.

“Para aplicarlo con un peleador de este nivel, siento que he evolucionado muchísimo y mi lucha también”.

Publicidad

‘Dana White decide hacia dónde me dirijo’

Pensando en el siguiente reto dentro de UFC, el tricolor de 22 años señaló que es Dana White (presidente de la empresa) “es el que manda” y quien “tiene la autoridad de decidir hacia dónde me dirijo”.

“Donde él me ponga yo estoy dispuesto a pelear, sea con quien sea, a la hora que sea, donde él quiera voy a pelear. Nada más quiero que me deje recuperar de esta pelea para estar al cien por ciento otra vez y representar a todo Ecuador y México”, apuntó.

Las conversaciones el pasado sábado para un potencial desquite entre los peso mosca Brandon Moreno y Deiveson Figueiredo se antoja como excusa para que White coloque a Morales este mismo año en una cartelera grande en México.

Este lunes ya se lanzaron nombres en el medio estadounidense MMA Fighting. ¿Será Mounir Lazzez (10-2 MMA, 1-1 UFC) o Niko Price (15-6-0) ? (D)