“La derrota tiene una dignidad que la ruidosa victoria no merece”, dice una célebre frase del escritor y poeta argentino Jorge Luis Borges (1899-1986), la cual se ajusta a lo hecho este domingo, 10 de marzo, por el ecuatoriano Marlon Chito Vera.

El manabita buscaba el título en peso gallo ante el dueño del mismo, el estadounidense Sean O’Malley, quien al final lo derrotó y retuvo su corona.

Pese a perder, el manabita fue destacado por su bravura ante el local y los principales medios de Estados Unidos resaltan que su caída fue de pie.

Publicidad

Los Angeles Times: “Sean O’Malley arrasó con el ecuatoriano Marlon Chito Vera y retuvo el título. El campeón utilizó su mayor rapidez y estuvo casi perfecto en su contienda ante un Vera que mostró corazón, pero estuvo lejos de hacer una pelea cerrada. Vera no pudo lograr acumular un mayor volumen de golpes, y conectó su mejor ataque en los últimos segundos al aterrizar un gancho al estómago, pero no pudo capitalizarlo pues la campana salvó a O’Malley. Sin embargo, O’Malley fue dueño y señor del combate. Ya había conectado a Vera con un rodillazo que milagrosamente no derribó al ecuatoriano y también sacó un golpe de derecha que dejó en malas condiciones al retador. Venció ampliamente al único peleador que lo ha derrotado y arrasó en las tarjetas de los jueces al ganar por 50-45 en dos puntuaciones y otra por 50-44″.

El Nuevo Herald: Marlon Chito Vera trató con todas sus fuerzas, pero nada de lo que hizo funcionó. Sean O’Malley desplegó una clase magistral en todos los órdenes y superó al ecuatoriano por decisión unánime al ganar todos los rounds, a pesar del estruendo de miles de seguidores del retador. Con su potencia y su juego de pies O’Malley destrozó a un Chito que prácticamente regaló los tres primeros asaltos. Con su acostumbrada lentitud, regaló muchos espacios al campeón, que sacó a relucir su reputación de francotirador. En algún momento del tercer round, O’Malley golpeó a Vera con una de las rodillas más limpias que jamás se hayan visto, que se escuchó como si le hubieran golpeado el cráneo al ecuatoriano con una barra de metal, pero este con su dureza de siempre siguió en el combate”.

Sporting News: El campeón de peso gallo de UFC, Sean O’Malley, ya no solamente tiene el título en su cintura sino que también ha vengado su única derrota: dio una exhibición de striking ante el ecuatoriano Marlon Chito Vera en UFC 299 en Miami y se mantiene como el mejor en la división. Fue gigante la superioridad de O’Malley en la pelea, aunque Vera enseñó su corazón al mantenerse de pie sin ser noqueado, a pesar de haber sufrido ya ocho derrotas como profesional. El estadounidense despejó cualquier duda que podría haber sobre él, con 25 minutos de un trabajo de élite y sin mostrar fatiga alguna en su primera pelea que fue más allá del tercer asalto”.

Publicidad

Marca: “Aunque no consiguió el nocaut deseado, Sean O’Malley venció a Marlon Chito Vera con mucha claridad, es algo que no discute nadie y que quedó plasmado en una decisión unánime que no otorgó ni el cuarto asalto -en el que más guerra dio- al ecuatoriano, que demostró ser una roca, un rival indestructible. En el segundo asalto el estadounidense casi logra terminar con la pelea tras conectar un rodillazo increíble al que inexplicablemente sobrevivió un Chito que no arrancó de hecho hasta este segundo asalto. Todo el combate fue dominado por O’Malley, con la salvedad de un par de minutos en el cuarto round en los que Vera intentó llevarse la pelea, pues ya sabía que por puntos le iba a ser imposible”.

AS: “Sean O’Malley retuvo su cinturón en su primera defensa al imponerse por decisión unánime (50-45, 50-45 y 50-44) a Marlon Chito Vera. Planteó un combate muy inteligente, en el que fue puntuando al llegar con las manos más claras y controló el ritmo y la distancia. Consiguió su venganza ante el ecuatoriano, el único peleador que le había ganado. El duro trabajo al torso fue haciendo mella en el aspirante, que, en el segundo asalto, clavó la rodilla en el suelo después de que O’Malley lo cazara con una derecha. Intentó acortar distancias Chito y conectó una derecha contra la reja y el estadounidense sintió el golpe, intercambiando algunas manos ante la dura presión de Vera. El campeón hizo retroceder a Marlon con un directo de derecha, le dejó tocado y con el rostro ensangrentado, con el ojo izquierdo casi cerrado”. (D)