A diez días del inicio de Roland Garros (22 mayo-5 de junio), el español Rafael Nadal sueña “con ese objetivo”, donde podría levantar su 14º título en París, pese a ser eliminado este jueves en octavos de final del Masters 1000 de Roma, donde jugó lesionado en el pie.

“No me he lesionado, soy un jugador que vive con una lesión. No hay nada nuevo”, declaró Nadal tras perder 1-6, 7-5 y 6-2 con el canadiense Denis Shapovalov (N.16).

Nadal sufre desde hace años del síndrome de Müller-Weiss, una enfermedad degenerativa que se caracteriza por la deformación de uno de los huesos del pie. Es una enfermedad incurable, pero que no ha impedido al español tener una exitosa carrera, aunque sí le ha hecho tener que parar en varios momentos.

“Mi día a día es difícil. Me estoy esforzando mucho pero, por supuesto, a veces es difícil aceptar la situación. Muchos días no puedo entrenar de la manera adecuada”, explicó en conferencia de prensa.

Publicidad

“Hoy (el dolor) comenzó a la mitad del segundo set y fue injugable para mí. No quiero quitarle el crédito a Denis que se merece... Hoy es su día”.

“Lo peor es que hoy empecé a jugar mucho mejor hoy que otros días. Incluso me entrené y calenté mejor que el otro día, así que me siento triste por eso. Hay muchas cosas positivas, pero cuando esto sucede el resto de las cosas positivas desaparecen. Es hora de aceptar la situación y luchar”, insistió el actual número 4 del ranking.

Pese a mostrarse en algunos momentos abatido, Nadal sigue teniendo en mente Roland Garros: “No sé si tengo que descansar o entrenar, pero sigo teniendo un objetivo para dentro de una semana y unos días. Sueño con ese objetivo”.

“Hoy no podía jugar, pero quizás en dos días vaya mejor. En Roland Garros tendrá a mi médico y eso quizás ayude”, concluyó. (D)