Los Miami Heat, con una defensa muy cerrada, arrollaron 120-85 este martes a los Philadelphia 76ers, gracias en parte a su estelar canastero Jimmy Butler y se fueron 3-2 al frente en su serie semifinal de la Conferencia Este de la NBA.

Butler comandó a siete jugadores de los Heat con marcadores de doble figura con 23 puntos, ocho rebotes y seis asistencias, seguido de Max Strus, quien tuvo una excelente actuación de 19 tantos y 10 capturas saliendo de la banca.

El próximo partido de esta serie, al mejor de siete desafíos, será el jueves en Filadelfia, donde los Heat pudieran definir el tope.

El Miami Heat tuvo una defensa muy férrea, al limitar a sus mejores anotadores de los Sixers como el camerunés Joel Embiid, con 17 tantos, y James Harden, con apenas 14 unidades.

Publicidad

El veterano Victor Oladipo anotó 13 tantos para Miami, que también contó con excelentes actuaciones del pívot Bam Adebayo, con 12 unidades, y Tyler Herro y P.J. Tucker que lograron 10 cada uno también saliendo de la banca.

El Heat, primer cabeza de serie en el Este, mejoró ahora con un balance invicto de 6-0 en casa en estos playoffs, el mejor de la NBA.

El camerunés Embiid anotó solo 17 puntos para Filadelfia, cuarto preclasificado, que obtuvo solamente 14 del astro James Harden y 12 de Tobias Harris.

Los Sixers estaban 15 puntos abajo al cierre del tercer cuarto y luego cedieron 12 tantos consecutivos en la apertura del último parcial.

Publicidad

Fue una noche difícil para los Sixers, especialmente para Embiid, su mejor jugador, que juega con una máscara para protegerse de una fractura facial y también tiene una lesión importante en el pulgar.

Embiid se lastimó en el primer cuarto cuando trató de zambullirse en algunos asientos de primera línea mientras intentaba salvar un balón suelto.

Posteriormente, a la mitad del segundo cuarto, cuando Dewayne Dedmon de Miami falló un tiro, Embiid atrapó el rebote, pero el jugador del Heat, agitándose por la pelota, hizo contacto con ella y terminó empujándola hacia el rostro del camerunés.

Embiid perdió el balón y cayó de dolor, cubriéndose la cara con ambas manos. El africano quedó retorciéndose y permaneció inactivo durante varios minutos, antes de regresar al banco de Filadelfia y ser atendido por los médicos.

Publicidad

Ahora Filadelfia debe vencer al Heat en los Juegos 6 y 7, con casi todas las probabilidades apuntando a lo difícil que será esa tarea.

Los equipos que ganan el Juego 5 y toman ventaja de 3-2 en la serie terminan avanzando a la siguiente ronda el 82,2% de las veces. (D)