Marlon Chito Vera tendrá este sábado otra oportunidad de robarse la atención de la división peso gallo en UFC (The Ultimate Fighting Championship) y encaminarse a rivales del top ten que le permitan ascender de manera firme en el ranking. El luchador ecuatoriano de artes marciales mixtas (MMA) fue derrotado hace seis meses por el brasileño José Aldo en la cartelera UFC Vegas 17, y este 19 de junio se medirá con el británico Davey Grant en UFC Vegas 29.

El nacido en Chone, Manabí, ya se encuentra en Las Vegas (Nevada) donde el fin de semana se subirá al octágono del UFC Apex. Su pelea es la tercera del evento principal, según el programa que consta en el sitio web de UFC. La coestelar la protagonizarán Aleksei Oleinik y Serghei Spivac, en duelo de pesos pesados, y la estelar pondrá cara a cara a Chan Sung Jung y Dan Ige por la división peso pluma.

“Siento que no tengo que hablar mucho”, advirtió Vera -que de hecho habla poco durante entrevistas- en el inicio de una charla telemática con EL UNIVERSO, luego de ser preguntado sobre si cree que llega como favorito a la contienda contra Grant dada la evolución de su striking y técnicas de boxeo desde que se entrena en Parillo Boxing.

Desde Las Vegas, respondió el crédito ecuatoriano: “Favorito o no, realmente para mí nada de eso importa, para mí lo único importante es la preparación y todo lo que hago para mejorar y estar listo. He hecho mi trabajo y estoy preparado. El día sábado voy a salir con todo”.

Publicidad

Curiosamente, Chito compareció en esta entrevista por vía Zoom vistiendo una camiseta de la selección ecuatoriana de fútbol.

“He estado trabajando a muerte, aprendiendo con mente abierta y manteniendo mi mente enfocada y fuerte para lo que se viene. Por eso siento que no tengo que hablar mucho porque van a ver una buena pelea”, explicó.

Este es un trabajo de tiempo completo, de lunes a lunes. Yo me levanto pensando en ganar peleas y me duermo pensando en eso

El manabita confesó que desde el pasado enero venía solicitando a UFC la programación de una pelea tras su revés con el veterano José Aldo, la empresa le informó que “no había nadie disponible en el top 10″ para un velada por esas semanas, así que Vera afirmó que tuvo que pedir “lo que sea, alguien que no esté ranqueado″ para tener la oportunidad de regresar al octágono.

“El problema es que peleé con alguien del top 5 (Aldo) y fue una pelea muy cerrada, entonces a la UFC no le sale (conveniente) tampoco ponerme con alguien que esté, en los papeles, muy abajo. Pero tiene mucho sentido que (el rival sea) alguien que me ganó hace muchos años (en el 2016) y que viene con una racha de victorias”, apuntó.

Chito comentó que UFC lo contactó telefónicamente hace ocho semanas para notificarle que Grant iba a ser su próximo contendor y que él aceptó sin dudarlo, porque indicó que ya estaba “preparado, en forma y listo”, y así planificó con su equipo la próxima contienda.

Después de los siete últimos campamentos, dejó su anterior gimnasio y se incorporó a trabajar en Parillo Boxing, bajo las órdenes de Jason Parillo, quien es reconocido por entrenar a múltiples campeones de MMA.

Publicidad

Sobre Parillo, refirió: “Él es un gran entrenador de boxeo, te enseña muchos movimientos, tiene una buena escuela de boxeo donde entrenan los mejores del mundo”.

¿Revancha para O’Malley este año?

El pasado 30 de marzo Marlon Vera escribió en su cuenta de Twitter que quería volver a la jaula de UFC no ante cualquier oponente. El ecuatoriano exteriorizaba en las redes sociales su deseo de protagonizar otro duelo con el estadounidense Sean O’Malley, al que ya derrotó el 15 de agosto del año pasado en la cartelera de UFC 252, en Las Vegas.

“Si Sean quiere que le patee el trasero de nuevo, estoy aquí, Stevia, solo pídelo”, escribió por entonces en Twitter.

Respecto de una revancha para el estadounidense este o el próximo año, Vera señaló: “Yo realmente no pierdo el tiempo buscando esas cosas. Yo le pregunto a la UFC qué está disponible y lo que esté disponible es lo que yo agarro. Pero si en algún momento sale (la posibilidad), le vuelvo a pegar”.

“Él ya sintió la energía... Él sabe. Yo no soy un peleador por las cámaras, yo soy un peleador de verdad”, sentenció el de Chone. (D)