El español Juan Pedro López (Trek Segafredo) no se creía en la meta del Blockhaus que había logrado mantener la maglia rosa de líder después de llegar a 1.47 minutos del vencedor Jai Hundley y de un grupo de favoritos entre los que se encontraban Richard Carapaz, Romain Bardet, Mikel Landa y Joao Almeida.

Finalmente, el ciclista lebrijano logró retener la camiseta rosa por solo 12 segundos ante el portugués Joao Almeida.

“Cuando llegué a mi primer Giro no me esperaba vestir la maglia rosa, así que fue difícil de creer a mi masajista cuando me dijo en meta que todavía la tengo. Estoy muy cansado, pero afortunadamente mañana tengo un día de descanso”, señaló en meta el corredor del Trek.

Juanpe pidió disculpas a un rival con quien tuvo un roce de bicicletas, “un afilador”, que obligó al español a poner pie a tierra. Tras ese lancé el andaluz tiró la botella al asfalto. Un pequeño incidente que quiso borrar con la disculpa. (D)