La Federación Internacional de Natación (FINA) abrió una investigación tras el testimonio de la nadadora canadiense Mary Sophie Harvey, que dice haber sido drogada al terminar su participación en el reciente Mundial de Budapest.

Harvey, de 22 años, contó el miércoles en su cuenta de Instagram que fue drogada en la última noche de la competición, a finales de junio.

En un comunicado transmitido a la AFP, la FINA dijo estar “profundamente preocupada” por el “bienestar” de la nadadora y afirmó estar en contacto con la Federación Canadiense de Natación y con el Comité de Organización húngaro.

“Se ha nombrado un agente independiente, que está investigando. La FINA suministrará informaciones actualizadas en el momento adecuado”, precisa la instancia, que recuerda que aprobó en 2021 medidas destinadas a proteger a los nadadores.

Publicidad

Mary Sophie Harvey afirma que se despertó “completamente perdida” en la mañana siguiente a la última noche del Mundial, con “decenas de hematomas” en el cuerpo.

La deportista afirma que festejó en la noche anterior de manera “razonable” el final de la competición pero que no tiene ningún recuerdo de ello.

“Hay una ventana de cuatro a seis horas en la que no tengo ningún recuerdo”, escribió.

En el Mundial de Budapest, Mary Sophie Harvey ganó una medalla de bronce como parte del equipo del relevo 4x200 metros. (D)