Rafa Nadal está de vuelta. El cuerpo le responde a la perfección, y el de Manacor no dudó en asistir a una de las grandes citas del año, el Open de Australia, el cual ha generado tanta controversia a raíz del tema de Djokovic. Pero no toda la atención se la ha llevado el serbio, pues también hay que tener en cuenta a Nadal, quien también está de estreno, tal y como informa ABC.

El tenista español decidió seguir con su particular tradición de estrenar un nuevo reloj en una gran cita, apostando, eso sí, por uno de la marca Richard Mille, con quienes guarda una gran relación desde el año 2008, cuando lució el Tourbillon RM 027, publica diario AS de España.

El nuevo RM 35-03 Automático Nadal

Nadal es un apasionado de los relojes, y así lo demuestra siempre que puede, luciendo auténticas joyas, como el que tiene como consejo del rey emérito Juan Carlos I. Ahora, el manacorí tiene un nuevo complemento para su muñeca, el cuarto modelo realizado en su colección, el RM 35-03 Automático Rafael Nadal, pensado para “quienes persiguen la excelencia”, tal y como reza en su página web la firma.

Pero a diferencia de los modelos anteriores, esta joya tiene una novedad, el ‘rotor mariposa’. ¿Qué es? Un mecanismo de cuerda que hace al portador del mismo el control directo del armado del movimiento automático. Se trata de una joya no apta para todos los bolsillos, pues tiene un valor de $ 213.000.

Publicidad

Sobre el nuevo mecanismo se pronunció su director técnico de Movimiento, Salvador Arbona, quien confesó que “hasta ahora, cualquier modificación de la geometría del rotor debía ser realizada por uno de nuestros relojeros autorizados”, y ahora esto no será necesario.

En cuanto al aspecto del reloj, cabe destacar su acabado en cuarzo azul con el canto de color blanco, y con detalles en color azul eléctrico y rojo. En cuanto a la caja, esta sigue presentando un aspecto similar a la de cambios de un coche, y presenta un pulsador para seleccionar las posiciones de armado.

En cuanto al tamaño es de 43,15 x 49,95 y 13,15 mm de grosor, incluyendo 20 tornillos de spline para su ensamblado. El cristal, de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambas caras.

Esta joya ya ha pasado las pertinentes pruebas de calidad, ofreciendo una duración aproximada de 55 horas y con una resistencia al agua hasta de 50 metros. Un reloj que sin duda ha gustado a Nadal, quien celebra de nuevo que está de vuelta. (D)