“Para otra ocasión será”, ese fue el consuelo que se dio el ecuatoriano Jonathan Amores luego de ganar la prueba de los 50 kilómetros marcha en la Copa Panamericana de Marcha, realizada ayer.

El andarín ecuatoriano puso un tiempo de 4 horas, 4 minutos, 52 segundos y 98 centésimas de segundo, registro que estuvo lejos de la marca de 3 horas y 50 minutos que necesitaba poner o bajar para asistir a la próxima cita olímpica. Con esta participación, el marchista perdió la oportunidad de clasificar de forma directa a Tokio, y solo le resta esperar su ubicación por ranquin, que le podría dar el boleto.

La prueba se inició pasadas las 06:00. Fue extenuante por la distancia que debían recorrer y por la alta temperatura que se sintió en los últimos 25 kilómetros. “Una prueba demasiado fuerte, sin embargo, me estuve preparando para esta ocasión y estas sensaciones del clima. Estoy contento por haber obtenido el primer lugar y sé que el trabajo diario ha rendido sus frutos. Es una competencia demasiado fuerte, y hasta el último todo puede pasar”.

“En el último tramo estuve muy cerca al competidor mexicano (Jair Palma), y solo cuando llegué a la meta me sentí ganador”, refirió el marchista, que al arribar solo y producto de su esfuerzo se derrumbó en la meta, y tuvo que ser auxiliado por su técnico.

Publicidad

“Uno debe tener fuerza de voluntad para cubrir los 50 kilómetros, a uno se le pasan muchas cosas por la cabeza por el esfuerzo, el cansancio y más que todo por la fuerza de voluntad que se debe poner”.

Como estrategia, Amores indicó que fue de gran ayuda el empuje que realizó su compañero Gonzalo Buestan, quien en varios tramos presionó a sus rivales para que se desgastaran. “Jugó un papel muy importante, porque él me acompañó más o menos 30 kilómetros, que se convirtieron en parte esencial para poder llegar bien a la meta, y ya en los últimos 20 km me fui con todo”.

“Siempre intentamos buscar la marca mínima. Lastimosamente, el clima se puso un poco complejo; entonces, el atleta mexicano (Amauri Bustamente) empezó a ir más rápido y nosotros tratamos de mantener el ritmo que estábamos llevando; lastimosamente, no pudo seguir con el mismo paso y pude pasarlo. Lamento no haber alcanzado la marca para Juegos Olímpicos; sin embargo, tenemos la esperanza de entrar por ranquin mundial, porque estamos muy cerca y solo necesito estar en el tercer lugar de los marchistas ecuatorianos”, refirió el campeón y ganador de los 50 km.

Jair Palma (511), de México; David Velásquez (515), de Colombia; Amauri Bustamante (513), de México, encabezaron en cierto momento la prueba de los 50 km de la Copa Panamericana de Marcha, realizada este viernes. Foto: Guido Manolo Campaña

Justamente, Bustamante fue el que llevó el ritmo de la prueba hasta los 15 kilómetros, aproximadamente, y lo remplazaron sus compañeros Leyver Ojeda y Jair Palma, quienes trataron de desgastar al ecuatoriano Amores, quien mantuvo su ritmo, lo que le permitió sacar más de 2 y 5 minutos a los aztecas, que finalmente se convirtieron en sus escoltas en el podio.

Al final de la prueba las ubicaciones fueron:

1. Jhonatan Amores, de Ecuador, 4 h 4 min 52 s 98 cs

Publicidad

2. Jair Palma, de México, 4 h 6 min 20 s 7 cs

3. Leyver Ojeda, de México, 4 h 9 min 46 s 33 cs

4. Do Santos Batista, de Brasil, 4 h 11 min 33 s 82 cs

6. Antonio Palma, de México, 4 h 12 min 37 s 42 cs

7. Omar Cepeda, de México, 4 h 14 min 9 s 69 cs

8. Gonzalo Buestan, de Ecuador, 4 h 19 min 12 s 27 cs

9. Deiby Cordero, de Costa Rica, 4 h 19 min 53 s 31 cs

10. Alejandro Lugo, de Colombia, 4 h 31 min 5 s 2 cs

11. Ronal Quispe, de Bolivia, 4 h 31 min 43 s 88 cs

12. Thomasq Silvera, de Venezuela, 4 h 32 min 13 s 70 cs

13. Édgar Saquipay, de Ecuador, 4 h 32 min 42 s 59 cs (D)