España logró este viernes su segundo punto en la eliminatoria clasificatoria para la fase final de la Copa Davis ante Rumanía en Marbella, gracias al despliegue de talento de Carlos Alcaraz en su estreno en la competición ante el rumano Marius Copil, quien, sin embargo, no se lo puso fácil (6-4 y 6-3).

El primer set del debut de Alcaraz, número 19 en la clasificación mundial, con la camiseta del equipo español fue un cúmulo de intercambio de golpes, con dos tenistas seguros en su saque y negados a ceder en un escenario de igualdad máxima desde el principio.

Así, se sucedieron voleas, un revés a dos manos, derechas ganadoras de Alcaraz y saques potentes y buenos restos de Marous Copil, quien, con 31 años y más experiencia, provocó ciertos errores en el español (2-2).

No obstante, el brazo privilegiado del tenista español apareció con picos de altísimo nivel y, con un revés cruzado que levantó a toda la pista central del club Puente Romano marbellí, logró poner a España 3-2, aunque no había manera de romper el saque a Copil y terminaron yendo al 4-4.

Publicidad

Sergi Bruguera, capitán de España en la Copa Davis, le pidió calma desde su asiento, pero Alcaraz, de 18 años y número 19 del mundo, es un chaval que desafía al riesgo y tiene demasiados recursos como para no usarlos.

Un juego en blanco le endosó a Copil para el 5-4 y, cuando tuvo que llegar el break, no falló y el rumano claudicó para el 6-4 en un cierre del primer set que acabó con el veterano protestando a la jueza de silla, por una bola de Alcaraz a la línea que solo él vio fuera.

Pronto salió la personalidad de un campeón, que siempre asume el riesgo sin importarle pagar el peaje de un error no forzado, y Alcaraz pasó del 1-1 al 4-1 en el segundo set, donde rompió la igualdad del partido.

En ese contexto, el tenista de El Palmar, que tiene físico de sobra para llegar a bolas casi inalcanzables, aguantó un sexto juego eterno, pero mejor lo hizo Copil para poner algo de picante al choque (5-3).

Este juego perdido espoleó a Alcaraz, que se reactivó y no perdonó en el punto definitivo tras sobreponerse a un 30-40, mientras que Copil no pudo hacer más que aceptar una derrota que deja a la Armada española con un 2-0 y a un punto de rematar el sábado su clasificación para la fase final de la Copa Davis. (D)