El Giro finaliza con la vigésimo primera y última etapa en formato de contrarreloj individual que tendrá como escenario la ciudad de Verona, con un recorrido simétrico de 17,4 km donde quedará para siempre la foto final del podio, probablemente con Jai Hindley con la maglia rosa, seguido del ecuatoriano Richard Carapaz y del español Mikel Landa.

La crono tendrá lugar en el circuito Delle Torricelle, escenario de los Campeonatos del Mundo, en un recorrido en sentido contrario a las agujas del reloj. Primera parte por carriles rectos y muy amplios, a continuación una subida de 4 km al 5 y posteriormente otra zona llana hasta meta.

Tras el punto cronometrado intermedio en la cima de la subida, el descenso será rápido. Los últimos 3 km por las calles de la ciudad presentan algunas curvas desafiantes. El pelotón llega a la Piazza Bra antes de acceder a la Arena de Verona.

Después de su golpe de mano en la Marmolada, el australiano Hindley defenderá la maglia rosa con 1.25 minutos sobre Carapaz y 1.51 respecto a Mikel Landa. (D)