El tenista Carlos Alcaraz se convirtió en el número uno del ranking ATP luego de haber ganado el torneo de Queen’s. A pesar de su gran actualidad, el español afirma que el serbio Novak Djokovic es el “gran favorito” para Wimbledon, que empieza este lunes 3 de julio, porque “no hace nada mal sobre césped”.

”Para mí, claramente, el gran favorito es Djokovic”, afirmó el joven murciano de 20 años en una conferencia de prensa en la víspera del inicio de Wimbledon.

Carlos Alcaraz desplaza del primer lugar de la ATP a Novak Djokovic

”Hace que todo resulte muy muy sencillo. Se mueve realmente bien. Golpea la bola realmente bien. Es muy difícil encontrar debilidades en su juego”, admitió Alcaraz, que se enfrentará en la primera ronda de Wimbledon al francés Jeremy Chardy.

Publicidad

Alcaraz fue derrotado por Djokovic en semifinales de Roland Garros, donde tuvo que abandonar el partido debido a fuertes calambres. Entonces fue en tierra batida y ahora un eventual duelo contra el serbio sería en hierba, una superficie donde el español no es un especialista.

Con 20 años, Carlos Alcaraz se convierte en un monarca en tierra, pista dura y hierba

”Presiona a todo el mundo, no solamente a mí. Para mí, eso es probablemente lo más duro cuando te enfrentas a Novak”, explicó sobre la presión que ejerce el balcánico en los partidos.

El año pasado, Alcaraz perdió en octavos de final de Wimbledon ante el italiano Jannik Sinner, pero desde entonces ha ido progresando en su juego y es uno de los teóricos candidatos al título en la cita londinense.

Publicidad

”No hay mucha presión por ser el número uno”, puntualizó. Desde que se coronó el pasado domingo en el torneo de Queen’s, una cita tradicional preparatoria para Wimbledon, Alcaraz reconoce que “la confianza ha aumentado mucho” en esa superficie.

Antes de Queen’s nunca había llegado a cuartos de final en un torneo ATP sobre hierba. ”Creo que mi estilo de juego es siempre jugar de manera agresiva. Creo que eso es lo más importante sobre césped: ser agresivo, intentar subir a la red, tratar de golpear fuerte la bola. Es lo que intento en todas las superficies y creo que en hierba es algo que viene realmente bien”, aseveró. (D)