El ecuatoriano Abel Mina viaja este lunes a México para la disputa del título latinoamericano en la división superwélter de la Organización Norteamericana de Boxeo (NABO), regentada por la Organización Mundial de Boxeo (OMB). El 19 de junio, en Guadalajara, su rival será el mexicano Damián Sosa, combate que forma parte de la cartelera denominada Tributo a los Reyes.

El Authentic Mina va confiado en su preparación. “Me voy a robar la noche”, dijo el viernes en una conferencia de prensa, donde primó el optimismo del boxeador tricolor y su equipo, que trabajan en el camino para un título mundial.

“Estoy ansioso por subir al ring, me he preparado bien y estoy seguro de que vamos a hacer historia. Vamos a dar una sorpresa esa noche, el mexicano estará confiado porque está en casa, pero no sabe lo que le espera”, apuntó el nacido en Puerto Quito.

Sosa, apodado el Samurái, llega con récord de 17 triunfos y una derrota, Mina invicto en 13 combates. “Miré vídeos donde decía que se siente en su zona de confort, pero le vamos a dar pelea, vamos a vivir la fiesta y estoy seguro de que conseguiremos hacer historia, no solo para Abel Authentic Mina, sino para el Ecuador entero”, comentó el púgil nacional.

Publicidad

“Viajo tranquilo por mi preparación. Hice un campamento con mi equipo y eso está encaminado a títulos mundiales, más que al título que estará en juego el 19. No subestimo al rival, pero me tengo mucha confianza, sé que levantaré la bandera ecuatoriana en el cuadrilátero”, señaló.

Un triunfo sobre Sosa ubicará a Mina en el decimoquinto lugar del ranking mundial, a poco de su anhelada disputa por el título.

“Luego tendría dos peleas más de clasificación y de ahí tendremos opciones de ser retadores del campeón mundial”, un título que se define el 17 de julio con la unificación de los cinturones de las cuatro asociaciones, pelea entre el estadounidense Jermell Charlo y el argentino Brian Castaño.

“Espero enfrentarme más temprano que tarde con uno de ellos, disputar el título y dar un campeonato mundial al país”, indicó Mina.

Eduardo Tayupanta es el promotor del púgil tricolor, un trabajo que lleva tres años. “Ha sido una labor comprometida en todo sentido, la preparación ha sido constante y este tipo de peleas nos permiten avanzar en el camino al título mundial”, expresó.

El mánager habló de una “cartelera histórica” la de la noche del 19 en el estadio Jalisco de Guadalajara.

La velada es un homenaje a la dinastía Chávez, con el pleito de Mina como preliminar a la pelea del excampeón mundial mexicano Julio César Chávez Jr., quien regresa al ring para medirse a Anderson da Silva, peleador de artes marciales mixtas.

El plato fuerte será el retiro definitivo del ring para Julio César Chávez, quien se medirá en duelo de exhibición al hijo del Macho Camacho, Héctor Jr. (D)