“Es una lástima cómo se definió el partido y no pudimos llegar a penales”. Fue la frase de lamento del defensa argentino Aníbal Leguizamón por la eliminación de Emelec con la derrota 1-0 ante Atlético Mineiro en los octavos de final de la Copa Libertadores.

El delantero chileno Eduardo Vargas lanzó un centro al área chica y en el trayecto golpeó la mano del zaguero Eddie Guevara y esta fue marcada como falta penal por el árbitro venezolano Jesús Valenzuela. El delantero brasileño Hulk convirtió el gol para sellar la clasificación del Mineiro a los cuartos de final.

“Fue una llave muy pareja, nosotros en el Capwell (empataron a 1 la semana anterior) fuimos superiores y ellos supieron defenderse bien. Ellos tienen jugadores de gran jerarquía que han jugado en todos lados y han hecho un gran partido”, destacó el argentino.

“Tengo una sensación agridulce, el equipo pudo competir la llave y por poco llegamos a los penales”, añadió Leguizamón en su intervención durante la rueda de prensa luego del partido en el estadio Mineirão de Belo Horizonte.

Publicidad

También destaca el aporte del guardameta Pedro Ortiz, quien fue figura en esta definición por sus atajadas pese a la eliminación. “Estoy orgulloso de Pedro, me llena de orgullo verlo cómo trabaja, ojalá pueda lograr todo lo que sueña y anhela. Es un ejemplo de compañeros”, remarcó.

“Hemos hecho un gran partido, pudimos venir con una ventaja, pero no se pudo. Déjame decirte que estoy orgulloso de este equipo, de mis compañeros”, concluyó.

Ahora, Emelec se concentrará para su encuentro del domingo, a partir de las 16:30, ante Macará en el estadio Bellavista de Ambato por la primera fecha de la segunda etapa de la LigaPro. (D)