El defensa Miles Robinson dijo estar muy feliz por haber marcado el gol de la victoria este domingo en la final de la Copa de Oro de la Concacaf en la que Estados Unidos venció 1-0 a México, para conquistar su séptimo título en este torneo.

Robinson anotó el gol en el minuto 118, volando alto en el aire sobre el defensor Edison Álvarez y rebotando un cabezazo que superó al portero mexicano Alfredo Talavera, dando inicio a una delirante celebración en el Allegiant Stadium de Las Vegas ante poco más de 60.000 espectadores.

“Estoy muy feliz de haber ganado”, dijo Robinson. “Simplemente son emociones increíbles y locas. Sabía que si podía abrirme y dar medio paso, podría terminarlo (el gol), y así lo hice”.

Por su parte, el técnico Gregg Berhalter subrayó que “pensábamos que contábamos con un equipo con suficiente calidad antes de que comenzara la Copa de Oro para afrontarla y ganarla. Tenemos a chicos comprometidos con ganar”.

Los estadounidenses, con un equipo joven, terminaron invictos en el torneo, necesitando un gol tardío similar para vencer a Catar en semifinales y llegar a la final contra su rival México, que sufrió su primera derrota en Las Vegas.

Cinco de las seis victorias estadounidenses fueron por la mínima de 1-0, ya que necesitaban un juego excelente durante todo el evento de Las Vegas por parte del portero Matt Turner, elegido el mejor arquero del torneo.

La victoria del domingo también se vengó de la derrota por 1-0 ante México en la final de la Copa Oro 2019.

Estados Unidos ha ganado ahora solo dos de las últimas siete finales de la Copa Oro contra México, mientras que se ha coronado en 1991, 2002, 2005, 2007, 2013, 2017 y 2021.

Por otro lado, el técnico de la selección mexicana, el argentino Gerardo Tata Martino reconoció que “toda derrota duele y estoy listo para las críticas que sé que vienen”. (D)