Liga Deportiva Universitaria de Quito no pudo hacer valer su condición de local en el estadio Rodrigo Paz y el club brasileño Atlético Goianiense, que no sufrió los efectos de la altura de la capital, se llevó un empate a 1 en la sexta jornada del grupo F de la Copa Sudamericana. El resultado eliminó a los albos y fue su rival el clasificado a los octavos de final.

El fin de semana Liga de Quito resignó gran parte de sus opciones de pelear por ganar la primera etapa de la LigaPro 2022 al presentar ante Guayaquil City (2-2), en la fecha número catorce, un equipo mezcla de B y C para utilizar a sus titulares la noche del martes pasado frente al Goianiense, que llegó a 13 unidades; los capitalinos sumaron 11. La estrategia no le resultó al técnico argentino Luis Zubeldía en ninguno de los dos frentes.

Zubeldía se incorporó al club universitario el 27 de abril anterior para ocupar el lugar del DT interino Édison Méndez, quien había cumplido un papel aceptable al mando del primer plantel de Liga (cinco victorias y apenas una derrota), pero aún no logra que su equipo funcione mejor que con el ecuatoriano, tres veces mundialista.

En Machdeportes, Franklin Salas, otro exjugador albo, opinó sobre la eliminación de Liga, de Zubeldía, la dirigencia y de la actual plantilla.

Publicidad

“Si esto pasaba con Édison Méndez, lo colgaban. Si por perder un partido lo atacaban, imagínense con lo que pasó ayer (noche del martes, ante Atlético Goianiense). Así son. Me da tristeza, porque soy muy hincha de Liga de Quito. Cuando nos va bien, soy el primero en festejar y felicitar; pero si algo va mal, tengo derecho de criticar y dar mi opinión”, dijo Salas, varias veces campeón nacional e internacional con los azucenas.

‘Todos son responsables’

El Mago Salas le dedicó un comentario al máximo dirigente ligado, al que señaló como responsable del fracaso, junto con Zubeldía y los futbolistas del club. “Esteban Paz es quien toma las decisiones; pero también el técnico, que es el que arma los partidos; y los jugadores, porque están en la cancha. A nadie hay que escudar (justificarse), todos son responsables”, dijo.

Y una vez que mencionó a los futbolistas, Salas endureció su discurso: “Hoy no hay jugadores de jerarquía en Liga. Por ejemplo, (José) Choclo Quintero mete empeño y sacrificio; no es de jerarquía, pero muestra las ganas por ganarse un puesto. Pero a veces con eso no alcanza. Eso pasa con todos los jugadores. Sí creo que necesitamos elementos de jerarquía y de buen fútbol”.

Y de la decisión fallida de Zubeldía de guardar futbolistas y con ellos, descansados, no poder vencer de local y no clasificar en la Sudamericana, comentó: “Me sorprende mucho. Si me preguntaran si quiero descansar para guardarme para otro partido, yo digo que no. Juego, y si me rompo, me rompo pero jugando. Uno quiere jugar siempre. Si en dos o tres partidos seguidos se definen cosas importantes, yo voy a querer jugar todos los partidos”. (D)