Tan solo una semana atrás, Robert Lewandowski volvía a las instalaciones deportivas del Bayern para despedirse de sus compañeros y en la que mantuvo una pequeña charla con los dirigentes del club bávaro, publica diario AS de España.

“Lo que hemos vivido juntos como equipo en ocho años, nadie puede borrarlo. Cuando pienso en los cinco goles contra el Wolfsburgo, los 41 goles en la Bundesliga o el sextete con Hansi Flick, fueron momentos maravillosos”, destacó el delantero.

Robert forzó su salida del club con declaraciones y gestos que incomodaron a la afición, pero eso ya es pasado. “Se que eso lastimó a muchos fanáticos. Puedo entenderlo y ahora me disculpo por ello. En ese momento era importante y necesario para mí dejar claro que estaba listo para un cambio. Al final del día, todos somos humanos, ¿verdad? Después de doce años en Alemania, estaba claro para: he terminado aquí. Quería dejar eso claro, porque, por supuesto, no fue fácil para el Bayern aceptar una venta durante esta fase. Era una situación difícil para todos los involucrados y teníamos que encontrar la mejor solución”, aseguró.

El día que se despidió de sus compañeros, a la salida algún aficionado le gritó “hala Madrid”, ya que en el pasado fue relacionado con le entidad blanca. Lewandowski le restó importancia al tema, “sí, también escuché eso, y me reí”, afirmaba en un tono irónico.

Publicidad

“En las últimas semanas también me he encontrado con algunos fans en la calle que han expresado su comprensión por mi situación y me han deseado todo lo mejor”, quiso matizar y agradecer Robert.

También fue preguntado por ese pasado en el que estuvo a punto de jugar en el Bernabéu y el rol de su exasesor Maik Barthel, “no he tenido ningún contacto con él durante casi cinco años. Los pensamientos y deseos de una persona también pueden cambiar en ese tiempo. Hubo conversaciones con el Real Madrid, pero no salió nada. Siempre quise jugar en LaLiga, eso lo tenía claro”.

El club blaugrana siempre tuvo prioridad a la hora de decidir su salida, “cuando el Barça llamó a la puerta esta vez, el Barça era la única opción para mí. Hubo otras ofertas, pero no me interesaron”. (D)