El Manchester City estuvo en la final de la Champions League desde el 1-0 de la ida en el estadio Etihad, a los 90 segundos, hasta el 2-1 de Rodrygo en el minuto 90. Prácticamente dos partidos completos. En el minuto 89, en Canal + daba a los blancos un 1% de opciones de personarse en París ante el Liverpool. No fue suficiente ese 99% para que los dirigidos de Pep Guardiola dejaran en la cuneta a un Madrid que ha elevado el ‘90 minuti en el Bernabéu son molto longo’ a su máxima expresión. ADN, espíritu, magia o mística han sido las palabras encontradas para explicarlo. Aunque no todo el mundo considera justo lo ocurrido. Peter Schmeichel, legendario exportero del Manchester United, reivindicó, en su opinión, la injusticia en los micrófonos de CBS Sport.

“El Real Madrid no tiene derecho de estar en la final. Fueron el peor equipo claramente durante los dos partidos. La primera ocasión fue el primer gol, en el minuto 90; el segundo gol fue la segunda ocasión y el tercer tanto fue la tercera oportunidad en que tiraron a puerta”, afirmó el danés, contundente. “El Manchester City tuvo el control total, pero es eso de lo que hablamos, el estadio puede ser su jugador número 12. Cuando empezó la segunda parte, esa ocasión (de Vinicius) a los ocho segundos incendió el lugar y fue algo increíble”, añadió.

“Pensaba que el Madrid se clasificaría para la final después de lo ocurrido en Inglaterra, pero su juego fue muy pobre. Solamente en el partido contra el Chelsea lo hicieron bien. No entiendo al fútbol. Nunca se debe dudar de los jugadores de este equipo. Siempre se dice que la experiencia es muy importante en esta competición, pero ellos demostraron corazón, deseo. Estos jugadores ya han estado en situaciones así, lo han visto otras veces. El hecho de que tantos hayan ganado la Champions varias veces hace que no les entre el miedo en ningún momento. (...). Confían unos en otros, en el entrenador... Ha sido una locura”, completó un Schmeichel que vivió una situación similar en 1999. Su United remontó en el Camp Nou al Bayern Munich en unos minutos finales de locura que hizo que los Diablos Rojos se hicieran con la Orejona. Un frenesí similar al vivido en el Bernabéu.

Exsegundo entrenador del FC Barcelona, al lado de Schmeichel

No fue el danés el único personaje público en posicionarse de esta manera. Eder Sarabia, técnico del Andorra de Gerard Piqué y exsegundo entrenador de Quique Setién en el Barça, tiene una línea de pensamiento similar. “Hablando del juego, es una eliminatoria de 5 goles, mínimo, de diferencia”, publicó en su cuenta personal de Twitter. “Exacto. Porque el fútbol son muchas más cosas que solo el juego. Muchas de las cuales el Madrid maneja mejor que nadie”, respondió a un usuario poco después, tras darle este la réplica a su tuit anterior.

(D)