El Real Madrid, que se impuso este domingo al FC Barcelona por 1-2 en el Camp Nou, no ganaba cuatro clásicos seguidos desde la década de los 60, cuando, bajo la dirección de Miguel Muñoz, enlazó su mejor racha histórica con siete victorias consecutivas.

La serie actual la comenzó el conjunto blanco en la vigésima sexta jornada de la temporada 2019-20, el 1 de marzo de 2020, cuando se impuso en el Santiago Bernabéu por 2-0 con goles de Vinicius y Mariano Díaz justo antes de la pandemia.

El pasado curso el conjunto que dirigía Zinedine Zidane venció por 1-3 en la séptima jornada, hace justo un año, con dianas de Fede Valverde, Sergio Ramos, de penalti, y Luka Modric, mientras que por el FC Barcelona marcó Ansu Fati.

En la segunda vuelta, en la trigésima jornada, el 10 de abril, Karim Benzema y Toni Kroos sellaron en la primera media hora un triunfo aminorado en el segundo tiempo por Óscar Mingueza (2-1).

Y el cuarto triunfo seguido llegó este domingo en la décima jornada de la campaña 2021/22 con el 1-2 gracias a los tantos del austríaco David Alaba y de Lucas Vázquez, recortados en la prolongación por el argentino Sergio Kun Agüero.

En la década de los 60 el cuadro blanco enlazó su mejor racha de victorias con siete. Comenzó en el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa, el 22 de abril de 1962, con un 1-3 (goles de Luis del Sol, Ferenc Puskas y Paco Gento), y acabó el 28 de febrero de 1965, con un 1-2 (tantos de Pirri y Serena).

En esa racha se produjo un 1-5 en el Camp Nou y un 4-0 en el Santiago Bernabéu, con sendos tripletes de Puskas. El balance a favor de los blancos fue de 22 goles marcados por cinco en contra.

Otras dos veces a lo largo de la historia del clásico el Real Madrid logró cuatro triunfos consecutivos. La primera vez entre el 5 de marzo de 1933 y el 2 de febrero de 1935 (el recordado 8-2), y la segunda entre el 22 de diciembre de 1935 y el 28 de enero de 1940. (D)