Campeón con Liga de Quito de copas Libertadores (2008), Sudamericana (2009) y Recopa Sudamericana (2009 y 2010), el golero Alexander Domínguez tiene este sábado la posibilidad de sumar un quinto título, que adelantó estará dirigido a Rodrigo Paz (+) máximo responsable de la edificación de un club que marcó el camino a la gloria internacional para el balompié ecuatoriano.

Dida es el único jugador que se mantiene en la nómina de esa época dorada para los universitarios, aunque no de manera continua, interrumpida su vinculación en 2016 con un fichaje al Monterrey de México.

‘Queremos la 5.ª estrella’: Alexander Alvarado y el objetivo de Liga de Quito en la final de la Copa Sudamericana

Domínguez retornó para la temporada 2022. “Sé lo que es Liga, que es protagonista, por eso mi regreso lo asumí con mucha responsabilidad”, dijo el golero, que pasó por clubes de México, Argentina, Uruguay y Colombia.

Publicidad

“Cuando salí a Monterrey le dije a don Rodrigo Paz (+) que en algún momento regresaría a Liga para ser campeón para dedicarle ese triunfo y esta es la oportunidad”, comentó Domínguez.

“Ojalá se pueda conseguir el objetivo y espero cumplirle esa promesa a don Rodrigo, que seguro nos estará alentando desde arriba”, apuntó Dida.

Con “más tranquilidad”, con respecto a las finales entre 2008 y 2011, la última jugada por Liga y perdida ante Universidad de Chile, Domínguez afronta este nuevo reto con la experiencia de los años, aunque “no relajado”, señaló este jueves en rueda de prensa.

Publicidad

“Ahora me siento más tranquilo y lo trato de disfrutar, ya pasaron los nervios de esa época y trato de aportar eso para los jugadores más jóvenes”, dijo.

Consciente de que estas instancias “no se juegan todos los días”, Domínguez espera el partido de la final ante Fortaleza “tranquilo y feliz, pero con mucha responsabilidad porque debemos estar a la altura y con el menor margen de error”.

Publicidad

El camino a la final ha sido “largo y difícil, pero lindo pese a los obstáculos”, a falta de los últimos 90 minutos.

En todas las líneas debemos hacernos fuertes, desde el arco hasta el ataque, estar juntos en todo momento. Será un partido en el que se deberá hablar mucho porque el menor error nos deja fuera del objetivo”, cerró Domínguez. (D)