En enero el 2005 el Tribunal Electoral canario dispuso la realización de comicios presidenciales en Barcelona Sporting Club, pese a que por la descalificación de un aspirante quedó en contienda un candidato único. Dos décadas después de aquello, en el mismo escenario, el Tribunal Electoral barcelonista resolvió, tras inhabilitar a un pretendiente a la máxima dignidad, nombrar directamente presidente al postulante único. No hubo este año posibilidad para que los socios amarillos depositen sus votos en las urnas.

¿Porqué con un solo candidato hubo elecciones en el 2005 y por qué en idéntica circunstancia en el 2023 no hubo? Las dos populares entidades del Astillero han vivido, de manera consecutiva, los procesos electorales más irregulares en sus respectivas vidas institucionales, cercanas al centenario.

El desorden imperó en Emelec y Barcelona SC en los tiempos programados para la realización de los comicios. En el caso de los eléctricos, los socios azules recién pudieron votar en noviembre del 2022, diez meses después de la fecha originalmente fijada y tras suspensiones en enero, junio y septiembre de ese año. La lista liderada por José Pileggi derrotó a las de otros dos aspirantes.

Publicidad

Interviene todo el mundo

Mientras, los canarios tendrán posesionado este miércoles a Antonio Alvarez Henriques, pero sin elecciones. Además, con azules y amarillos hubo intervención de la justicia ordinaria, presentación de recursos de amparo -uno de los aspirantes a la presidencia emelecista y miembros de su lista lo hicieron de forma insistente-, acusaciones, protestas por el padrón, descalificaciones de aspirantes luego readmitidos, y un largo etcétera de anormalidades.

También hubo participación de organismos ajenos a Barcelona SC y Emelec, como la Procuraduría General del Estado, la Federación Deportiva del Guayas-dejó de regir al balompié porteño en 1950, cuando este dejó el amateurismo para incursionar en el profesionalismo-, orden de un juez para que la Defensoría del Pueblo, ministerio del Deporte y Consejo Nacional Electoral “den seguimiento de la sentencia constitucional”. También se consultó al ministerio del Deporte, que debió pedir a terceros que le expliquen la Ley del Deporte. Y por último, dos posturas distintas de un mismo ente (Tribunal Electoral de Barcelona SC) frente a un suceso idéntico.

Publicidad

El 17 de enero del 2005 el Tribunal Electoral de Barcelona SC descalificó la candidatura de José Vicente Viteri y declaró a la lista de Isidro Romero Carbo como la única aprobada para competir en las elecciones de ese año. El titular del tribunal, Ernesto Pazzos, junto a otros miembros (Jorge Bejarano Orrantia, Carlos Espinoza Miranda y Alfredo Rodríguez Falconí) anunciaron la descalificación de Viteri.

Con solo 494 votos

Publicidad

Viteri fue desautorizado por la ilegitimidad en seis firmas de socios, y por eso no pudo completar las 181 rúbricas requeridas para inscribir la lista, como pedía el estatuto. El 20 de enero del 2005, con un solo aspirante, hubo elecciones. Con 494 votos Romero ganó la presidencia de Barcelona SC. Dijo aquella vez: “ya es hora de que el equipo más popular del Ecuador dé alegrías a toda hinchada amarilla” y que tenía “muchas sorpresas”.

En febrero del 2006 Romero “provocó un terremoto interno en el club amarillo”, destacó EL UNIVERSO el 14 de febero del 2006: renunció desde España, donde residía y presidía a control remoto a Barcelona SC. El fiasco de trece meses concluyó tras una paliza de 3-0 dada por Emelec, en el Monumental.

EL UNIVERSO del 19 de febrero del 2006 cuando Isidro Romero dejó a Barcelona SC. Foto: Archivo

“Este proceso lleva su tiempo, implica mucha obligación y trabajo; desgraciadamente mis obligaciones empresariales dentro y fuera del país y mi vida actual no me lo permiten, por ello he presentado al directorio del Barcelona SC”, dijo la carta de dimisión de Romero.

Ganador sin elecciones

Publicidad

El proceso electoral del 2023 en Barcelona ha sido un caos, tanto que no hubo comicios. El 23 de octubre, mediante un comunicado firmado por César Terán Sánchez (presidente) y Ralph del Campo Valle (secretario), el Tribunal Electoral informó que no admitió las candidaturas a la presidencia de Rafael Verduga y Carlos Alfaro Moreno. Se expuso que las dos listas incumplían el artículo 151 de la Ley del Deporte, Educación Física y Recreación (2010), en el título XI (‘De los dirigentes deportivos’).

Antonio Alvarez, originalmente postulante a la vicepresidencia en la lista de Alfar Moreno, reemplazó al exfutbolista, pero el Tribunal Electoral rechazó su designación. Pero luego dio marcha atrás cuando el 30 de octubre pasado una medida cautelar dejó sin efecto la decisión que marginaba a Alvarez. En tanto, un recurso de Verduga no prosperó en la justicia ordinaria.

“Con ello, ante el Tribunal Electoral canario deberá comunicar, de forma oficial, sobre lo acontecido con la candidatura de Verduga y al ser la única lista calificada, Antonio Alvarez sería virtual presidente de los amarillos”, dijo este Diario. A diferencia de lo acontecido en el 2005 -hubo elecciones con candidato único-, el 8 de noviembre anterior el Tribunal Electoral se pronunció: debido a que solo existió una lista calificada, declaró como ganadora a la que encabeza Alvarez, quien será posesionado este miércoles. (D)